Nacho Vegas digiere el capitalismo salvaje en su nueva incursión literaria

El cantautor asturiano publica «Reanudación de las hostilidades»

Nacho Vegas.Nacho Vegas
Nacho Vegas

Madrid

La vida en los tiempos del «capitalismo salvaje» se desarrolla entre la agresividad de un entorno «que no facilita la ternura» y la indolencia que proporcionan las drogas, el sexo o el entretenimiento vacío. Así es para Nacho Vegas, que en su nuevo libro evidencia las contradicciones del hombre moderno.

«Reanudación de las hostilidades» (Espasa) es el título de esta obra, la segunda de su carrera, que se publica en un paréntesis de su faceta musical, tras el EP «Canciones populistas» (2015) y el LP «Resituación» (2014), y once años después de su debut literario, «Política de hechos consumados» (2006).

«Desde entonces seguí escribiendo, pero de forma desordenada y sin prisas, para publicar solo cuando estuviese convencido. No quería parecer un intruso», dice el cantautor asturiano durante una charla hoy en Madrid, en el primer día de la Feria del Libro.

Tres partes integran sus 112 páginas de poemas y relatos breves, con un arranque «confesional» en primera persona que le da por momentos apariencia de «dietario». Después, da voz a otras miradas.

«La escritura permite verbalizar cosas que no sabrías expresar en una conversación normal, no solo por pudor, a veces porque son cosas muy confusas», argumenta Vegas (Gijón, 1974) sobre la crudeza desnudez que exhibe en algunos de sus textos.

Mientras todo es plácido sueño o infancia, predomina la felicidad. «Entonces y de forma abrupta / resuena la voz de un locutor radiofónico / en mi radio-despertador. Son las nueve. / El día comienza; se reanudan las hostilidades», escribe.

«Los niños que tienen una infancia sana disfrutan de las cosas de una forma muy genuina. Da la sensación de que son felices sin ser conscientes de que lo son, algo que Pessoa consideraba imprescindible. Cuando eres adulto pierdes parte de esa inocencia y cobran importancia otras como la conciencia, el sexo y el dinero. Escribir es una manera de intentar recuperar esa pureza», alega.

En un momento de su obra, asevera: «Por ahora vivir es solo un dolor impreciso». Ante esta impresión, se excusa: «No quiero dar una visión tan pesimista de la vida, pero cuando tomas conciencia de ello, tienes que cuestionarte a diario para avanzar y hacer que la vida sea un lugar bonito; si no, las hostilidades se hacen demasiado presentes».

Para Vegas, el culpable es el neoliberalismo. «La ultraderecha es una consecuencia suya y no se combaten los efectos de algo apoyando las causas», subraya. Por eso, dice que la victoria de Emmanuel Macron en Francia sobre Marine Le Pen «no es un mal menor, es un mal sin más adjetivos».

Las hostilidades del «capitalismo más salvaje», prosigue, «no lo ponen fácil para la ternura. Se obliga a competir constantemente, con otros y con uno mismo hasta la explotación incluso. En ese profundo malestar, o sufres o te anestesias», concluye.

A tal fin, opina que el mercado ha logrado «meterse en esferas que antes parecían intocables, como el sexo, que es algo que requiere empatía y cierto cariño, aunque sea mínimo».

«Por eso me interesa cómo en entornos considerados sexualmente sórdidos también a veces se encuentran restos de ternura. La hipersexualización de la vida se ve como algo sano, porque se proyecta a través de gente muy guapa, pero a mí me parece más perverso que buscar algo de amparo en una noche de cruising», señala.

El libro comienza con una cita de Santiago Alba: «Hemos prohibido la infelicidad privada».

«Nos han creado la idea de tener que estar constantemente satisfechos, siempre entretenidos y contentos. Así se ha desactivado a la gente políticamente. Pero la infelicidad es algo muy natural en el ser humano y hay que hablar de ella sin pudor para poder combatirla», considera.

Él propone salir de ese estado de indolencia y competitividad y abre una «ventana a la esperanza» con su último poema.

«La vida es lucha diaria. Hay que ser consciente de que a un momento de ilusión es normal que le siga otro de desilusión. Está bien que aquella no sea perpetua para no vivir en un mundo de fantasía que nos estallaría en las narices y viceversa, para no incurrir en la depresión», apostilla Vegas, que firmará ejemplares de su obra este domingo de 19 a 21 horas en la Feria del Libro.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Nacho Vegas digiere el capitalismo salvaje en su nueva incursión literaria