Agustín Almodóvar: «En España hay un plan secreto para hacernos a todos analfabetos»

El productor de cine culpa a las televisiones privadas de haber «fagocitado» el cine y derivarlo a «series banales»

Agustín Almodóvar junto a Esther García posando con el Premio Goya a la mejor dirección por Volver en nombre de Pedro Almodóvar
Agustín Almodóvar junto a Esther García posando con el Premio Goya a la mejor dirección por Volver en nombre de Pedro Almodóvar

El productor Agustín Almodóvar definió a España como un país «acultural» en el que «hay un plan secreto para hacer a todo el mundo analfabeto», durante la conferencia Treinta años de la productora El Deseo: la aventura de hacer cine en España, impartida dentro del programa De La Movida a las Mujeres Cineastas: Cine Español 80-90, de los Cursos de Verano de la Universidad Complutense de Madrid (UCM). 

El cineasta se quejó de la situación cultural en nuestro país, de la que dijo que «no tiene arreglo» y que «desgraciadamente» se está trasladando al cine. A su juicio, las dificultades a las que se enfrenta el séptimo arte en España están relacionadas con las televisiones privadas, a las que le reprocha haber «fagocitado» el cine, derivándolo a «series banales».

Almodóvar relató cómo surgió el «sueño» de la productora El Deseo, fundada en 1985 junto con su hermano, el director Pedro Almodóvar, al que elogió destacando su carácter y manera de trabajar «siempre tan indomable y libre». También explicó que la Ley Miró, introducida por el Ministerio de Cultura en 1983, ofreció a la cinematografía española la posibilidad de recibir subvenciones, apoyos, inversiones y ayudas anticipadas, y que eso «fue el motor» para que tomaran la decisión de fundar su propia productora.

Pedro, provocador

«Decidimos desvincularnos y seguir este camino de manera independiente puesto que era muy difícil encontrar a productores que aceptasen y entendiesen la manera de trabajar de Pedro», afirmó tras explicar que antes de producir «lo suyo propio» trabajaron en películas como Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón o Laberinto de Pasiones, películas muy «rompedoras» y «que miraban al futuro». «Muchos productores tenían miedo de pedro, le veían como un provocador», añadió.

En esta línea, señaló que lo que les ha distinguido siempre como productora ha sido su visión internacional. De esta manera, ha explicado como con La Ley del Deseo, la primera película realizada por su productora, captaron la atención de Berlín y del mercado internacional. «En España no fue mal, pero de no haber sido por la visión internacional, el proyecto no habría tenido éxito».

Un oasis con su propia autonomía

Almodóvar definió a su productora como «un oasis» donde siguen trabajando con su «propia autonomía» a pesar de la «banalización» del cine. El productor asegura que el cine «se comercializó demasiado» hasta un punto en el que «se nos ha ido de las manos como sector», expresó. Por ello, en la actualidad han decidido abrir una línea de trabajo con Argentina, ya que, a su juicio, existe un «cine emergente en español muy bueno» en países como Argentina, Chile o Colombia. «Seguimos muy interesados en buscar el talento y la aventura, pero creemos que está fuera de la frontera», apuntó. Destacó que lo que llama la atención de Argentina es que no tienen pudor a la hora de hablar sobre su sociedad y su historia. «El cine es la gran ventana para revisar el tiempo, con una mirada subjetiva, que enriquece e informa. En España no nos acercamos al pasado porque no está superado» dijo.

Por último, el productor señaló que después de treinta años «siguen con sobrepeso» pero con interés por continuar trabajando. Además, precisó que quieren hacer «algo que les sorprenda» independientemente del género. «El cine, si se sabe usar, tiene un valor terapéutico para la sociedad. Ojalá cambie la situación en España», concluyó.

Comentarios

Agustín Almodóvar: «En España hay un plan secreto para hacernos a todos analfabetos»