«Testamentum» se sumerge en el Oviedo medieval en busca de sus orígenes

Se trata de un proyecto realizado por alumnos de Historia del Arte que profundiza en el Liber Testamentorum del obispo Pelayo

Rubén Benavides, Isaac Cuello, Celia Argüelles, Deva Alvárez y Rubén Domínguez, los alumnos encargados de la exposición.
Rubén Benavides, Isaac Cuello, Celia Argüelles, Deva Alvárez y Rubén Domínguez, los alumnos encargados de la exposición.

Redacción

El Oviedo medieval recogido en una obra del arte romántico. Eso es el Liber Testamentorum del obispo Pelayo sobre el que se realizará una exposición en el Edificio Histórico de la Universidad de Oviedo durante el próximo mes. La muestra llamada Testamentum estará abierta al público hasta el 5 de agosto y es un proyecto con fines expositivos y divulgativos realizado por los alumnos de Historia del Arte de la universidad, en la asignatura de Mercado, crítica del arte y comisariado de exposiciones.

La exposición comienza su recorrido por los motivos y el contexto histórico del Liber Testamentorum, donde se analiza las urgencias con las que fue realizado a fin de afianzar la sede ovetense frente a León, donde había recaído la capitalidad política del reino. Además se analiza la controvertida labor del obispo Pelayo, a quien se ha acusado en ocasiones de falsificación en sus documentos.

Entre un entorno de recreaciones a tamaño real muy elaboradas, la exposición va avanzando entre los misterios del libro y su valor histórico. Gracias a las miniaturas del códice se han podido reconstruir las imágenes de algunas figuras históricas importantes como Alfonso II, Ordoño I o Mummadima. Otras en cambio no pudieron conservarse y se terminaron por perder.

Acompañando a todo este repaso por la historia se encuentran explicaciones más curiosas pero igual de interesantes, como el método que se empleaba para la creación de los pergaminos y otros códices españoles como la Biblia de Danila, Los beatos o el Testamento de Alfonso II. También se puede observar cómo era un scriptorium, es decir, los espacios de los monasterios destinados a la copia e iluminación de los manuscritos.

Un auténtico disfrute histórico que además contará con un taller infantil programado para el 12 de julio con fines didácticos para dar a conocer el códice entre los más pequeños y dos conferencias impartidas por la profesora Ciencias y Técnicas historiográficas Josefa Sanz (13 de julio) y por la profesora de Historia del Arte Raquel Alonso (27 de julio). Una ocasión única para profundizar en los orígenes de la ciudad de Oviedo.

Valora este artículo

4 votos

«Testamentum» se sumerge en el Oviedo medieval en busca de sus orígenes