Imagen:Ilegales, en la sala madrileña La Riviera

Diez «bolos» asturianos para no perderse este verano (y otros cuantos de importación)

Un puñado de sugerencias que pueden no ser las más concurridas, pero que depararán algunos de los mejores momentos en el estiaje musical asturiano


Gijón

Entre romerías, festivales, eventos del ciclo estival y todo tipo de ofertas festivo-musicales, lo fácil es quedar aturdido en el par de meses y pico de verano asturiano que quedan por delante. Muchos de los músicos y músicas que forman parte de esa gran romería con verbena son de la casa. Para que no pase desapercibida su aportación, para que sean profetas en su tierra y para descubrirlos a potenciales foriatos que quizá no hayan descubierto su excelencia, recordamos (algunos) de los bolos con ADN asturiano que conviene no perderse entre este fin de semana y el cierre de temporada cuando ordena San Mateo. Empezando, desde luego, por el de Ilegales, emperadores indiscutibles e incombustibles del rock asturiano, este domingo a las 23,00 horas en Metrópoli Gijón. Y también, por cierto, el de la banda con la que compartían al añorado bajista Alejandro Espina, The Electric Buffalo, que actuarán la misma noche a las 21,30 en el escenario de la Semana Negra. 

El ovetense Pablo Valdés afronta en solitario y con su repertorio de impenitente songwriter una larga serie de actuaciones en formato cara-a-cara, después de su reciente paso por Metrópoli. 

Las Munjitas del Fuzz en Salvation Mountain, California

El ardor garagero de Doctor Explosión y de su mutación transexual, Las Munjitas del Fuzz, se sucederán los días 4 y 4 de agosto, respectivamente. Los primeros, en las Fiestas del Túnel de Salinas, y las hermanas el 5 de agosto en el Euroyeyé.

Quienes no conozcan todavía a Rodrigo Cuevas, la encarnación más reciente de las esencias asturianas en un híbrido musical y escénico de tradición y posmodernidad bailable a la altura del siglo XXI, tienen oportunidad de descubrirlo en la Terraza del  Botánico, el día 6 de agosto a las 22,30 y el 21 de sepriembre a las 21,00 en una de las noches fuertes de San Mateo

Billy Boy y Los Ácratas es un supergrupo formado por los músicos asturianos Juan Barreiro (guitarra), Javi Ramos (bajo), Lorena de la Fuente (teclados), Israel Sánchez (batería) y Chomín (voz) nacido para homenajear al recordado Tino Casal. Lo revivirán en la Terraza del Botánico el 7 de agosto a las 22,30.

 

Otro supergrupo, otro homenaje a los ochenta y de nuevo la Terraza del Botánico: Jorge Otero, de Stormy Mondays, comanda Temples in flames Band, una formación creada para conmemorar el trigésimo aniversario de la gloriosa gira de Bob Dylan junto a Tom Petty y su banda. El día 15 de agosto, para pasar la resaca de la Noche de los Fuegos, a las 22,30. 

Petit Pop nació pensando en los críos pero enamora a los mayores. Es también un supergrupo nacido de formaciones emblemáticas como Pauline en la Playa y Nosoträsh junto a Pedro Vigil; pero ese sustantivo queda demasiado ampuloso para su repertorio de encantadores juguetes musicales. Actuarán el 18 de agosto en el patio del Ateneo Obrero de Villaviciosa

]]

De nuevo Jorge Otero, pero esta vez junto a su formación, Stormy Mondays, jugará en casa por San Mateo justo una noche después de que hayamos despedido la estación astronómica: será el 22 de septiembre a las 21,00. Una buena forma de dar la bienvenida al otoño en forma de prórroga del verano.

Los foriatos

Si hay una música y un intérprete de verdad peculiar sobre los escenarios de este mundo, es Bonnie «Prince» Billy; un compositor e intérprete de culto que actuará el 20 de julio en el local ovetense Lata de Zinc  como parte de su actual gira con Bitchin Bajas.

Edwyn Collins comandó una de las bandas más brillantes del pop-rock escocés de los ochenta, Orange Juice, y después ha desarrollado una carrera en solitario no menos rutilante. Una grave enfermedad lo tuvo en dique seco durante un tiempo, pero ha vuelto por sus fueros. Conviene disfrutar de esa prórroga musical, que llegará el día 10 de agosto a las 21,00 a la Plaza Mayor de Gijón.

Otro peculiar, pero este del indie español. Carlos Sadness ofrece uno de esos conciertos gratuitos que la Semana Grande gijonesa programa con mimo y mucha gana de descubrir al gran público talentos nada mainstream. Será a las 21,00 horas del 11 de agosto en la Plaza Mayor

Otro gran nombre de los 80, o por ser más precisos de la transición guitarrera de los 80 a los 90 fueron The Wedding Present. Y lo siguen siendo treinta años después. Un regalo de bodas que dedicó un inolvidable tema a George Best y que sigue con las guitarras en alto. Actúan el día 12 a las  21,00 en los conciertos de la Plaza Mayor, en Semana Grande.

Cánovas, Adolfo y Guzmán, junto con el añorado Rodrigo, dejaron para la historia del pop español un inolvidable puñado de canciones envueltas en unas armonías vocales que -no dejemos de caer en el tópico- les ganaron el apelativo de los «Crosby, Stills, Nash & Young» españoles. Sus gargantas siguen en perfecta armonía y llenarán la Terraza del Botánico el 13 de agosto a las 22,30 horas.

Él mató a un policía motorizado es un nombre de grupo que por sí solo ya merece atención. Si dicen beber del Krautrocok, la Veltev, Pixies o Weezer y si sus nombres de guerra son Santiago Motorizado, Doctora Muerte, Pantro Puto, Niño Elefante y Chatrán Chatrán, más todavía. Y si son argentinos de La Plata, no cabe más. Actuarán en la ovetense sala La Salvaje el 17 de agosto a las 22 horas.

 

Del rock'n'roll al power-pop pasando por garage, la historia de Flamin' Groovies es la de cuarenta y pico años de muchos cambios, pero siempre con grandes canciones y un directo tan fresco y despampanante como el de un grupo de adolescentes. Lo demostraron hace un par de años en el Gijón Sound, y ahora repiten en el Niemeyer avilesino el 6 de septiembre a las 21 horas.

Valora este artículo

2 votos
Etiquetas
Oviedo Música ADN
Comentarios