Disney, verdades y leyendas urbanas

No usan un «software» propio y pueden crear personajes con millones de pelos; ingenieros de la firma lo contaron en Mundos Digitales

m. f.
redacción / la voz

Mundos Digitales está de vuelta. Un año más vuelve uno de los eventos con más prestigio de A Coruña, un ciclo de conferencias, talleres y otras actividades a las que se podrá asistir hasta el sábado 8 de julio en el Palexco.

Se ha convertido en un referente internacional sobre contenidos digitales. Especializada en el mundo del 3D y la animación, el plato fuerte con el que se ha iniciado esta edición ha sido una conferencia de Ying Liu y Rajesh Sharma, dos ingenieros tecnológicos de Disney.

Era una de las más esperadas por los asistentes y en ella se ha hablado de los avances técnicos de algunas de sus películas más recientes, como Zootrópolis o Vaiana. Desde el pelo de los animales hasta el movimiento del agua. Un dato: en los últimos años Disney ha pasado de utilizar 20.000 pelos por personaje hasta llegar, en el caso de la oscarizada Zootrópolis, a rozar los 10 millones. También se han desmitificado muchas creencias populares: se utiliza software que no es propio (tanto libre como comercial), se forman equipos pequeños y multifuncionales y, sobre todo, se buscan grupos que trabajen rápido. Es imprescindible. Por último, los consejos y los ánimos para los que empiezan, ya que Disney ofrece estancias para aquellos que se quieran formar en el mundo del 3D.

Por la tarde tomó el relevo la industria nacional. Pablo Conca, iluminador 3D, reivindicó la pasión y el esfuerzo como los motores básicos de su trabajo. Recordó la importancia de mostrar el trabajo hecho y trajo bajo el brazo el último proyecto en el que ha participado: La Noria, un corto de animación que usa la oscuridad para hacer cine y sorprender al espectador.

Marc Molinos, de CICE, presentó algunas de las tendencias sobre la aplicación del vídeo interactivo. Piezas audiovisuales que interactúan con los personajes y con el público. Afirma que el vídeo tiene que ser «un protagonista dentro de la escena». Actualmente se está probando tanto en teatro como en ópera.

Junto a ellos también intervino Iván Olmos (Lightbox Academy), que dio su visión de la industria. Plazos muy cortos, capacidad para desarrollar proyectos en paralelo e importancia de los eventos en directo. Se busca «el efecto wow», que el espectador se sorprenda. Lo más reclamado por las empresas contratantes son las grandes pantallas LED, que al mismo tiempo son táctiles, y que se convierten en una buena herramienta para que los consumidores interactúen con sus productos.

En una de las últimas conferencias del día, Víctor M. López (Anima Kitckent), trató la adaptación a los nuevos tiempos de la conocida Familia Telerín. Una marca ya creada, desconocida para los más jóvenes, a partir de la cual se crea contenido con una estética renovada y que defiende valores como la vida sana y el deporte.

Tags
Comentarios

Disney, verdades y leyendas urbanas