Bras Rodrigo sorprende en Arcu Atlánticu con su fusión étnica

El artista presentó en el festival gijonés su último trabajo, «A pause in New York»

;
Bras Rodrigo en el festival Arcu Atlánticu El artista sorprendió con su fusión étnica para presentar «A pause in New York»

Gijón

Bras Rodrigo sorprendió al público anoche en su actuación del Festival del Arcu Atlánticu de Gijón no solo por la calidad de su interpretación sino por las originales notas escénicas en las que fue capaz de mezclar el aire flamenco de la inconfundible voz de María Gracia, y las danzas y sonidos de los Sidros de Valdesoto, con sus cuidados temas del nuevo disco A pause in New York.

En la velada de ayer, los sidros casi parecían indios lenapes al son de la rítmica melodía de A pause in New York, y la voz de María Gracia podía ser la de una princesa celta recién llegada de una fortificación castreña.

A priori la mezcla parecía chocante, pero una vez disfrutada la puesta en escena, la sensación fue positiva y supo a poco. Un público leal y entregado, y una impecable puesta en escena fueron la tónica de un concierto que no dejó a nadie indiferente. El triángulo étnico de música de inspiración celta, máscaras ancestrales y voz de alma flamenca se convirtió en una armónica fusión que aportó sorpresa y creatividad al festival del Arco Atlántico.

Hora y media de luz y sonido con la gaita de Bras Rodrigo como epicentro de pasiones artísticas, fueron un aliciente más que suficiente para dar comienzo a uno de los fines de semana más movidos del verano gijones. La pausa en Gijón de Bras Rodrigo puso una nota distinta, creativa e innovadora en el espacio cosmopolita que ya es A pause in New York.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Tags
Comentarios

Bras Rodrigo sorprende en Arcu Atlánticu con su fusión étnica