El gran referente de la pintura abstracta alemana de posguerra

Karl Otto Götz, que fue apartado por los nazis, formó a distintos artistas de la plástica contemporánea

H.J.P.
redacción / la voz

El pintor germano Karl Otto Götz ha muerto a los 103 ańos de edad, siendo considerado en su país como uno de los maestros de la pintura abstracta de posguerra. Su obra se encuadra dentro del llamado informalismo alemán, una corriente artística que abarca distintas tendencias abstractas posteriores a la Segunda Guerra Mundial. Durante la época nazi, su obra fue postergada debido a su vocación abstracta.

Influido en su juventud por artistas como Paul Klee, Kandinsky o el espańol Juan Gris, fue durante dos décadas profesor en la Academia de Arte de Düsseldorf, formando así a distintos artistas de la pintura alemana contemporánea como Sigmar Polke o Franz Erhard Walther, e influyendo también a muchos otros. Gerhard Richter, uno de los autores más cotizados de la pintura actual, también fue alumno de Götz. En su obra tienen una especial importancia los acontecimiento históricos que vivió el artista, dejando en sus cuadros reflexiones sobre el terror de la guerra o, más recientemente, los atentados del 11-S. Destacan sus tres trabajos de gran formato sobre la reunificación alemana, que se pueden ver en el Bundestag. El alemán siguió pintando incluso después de cumplir cien ańos -estando casi ciego- gracias a la ayuda de su esposa Rissa, artista y alumna de Götz en Düsseldorf.

Comentarios

El gran referente de la pintura abstracta alemana de posguerra