El FICX recibe una poderosa embajada del cine galo en su 55 edición

El festival programa seis películas francesas, cinco de ellas a competición, además del estreno en España de una película perdida de Jean-Luc Godard

Fotograma de «Grandeur et décadence d'un petit commerce de cinema», de Jean-Luc Godard
Fotograma de «Grandeur et décadence d'un petit commerce de cinema», de Jean-Luc Godard

Gijón

El cine francés siempre ha tenido una presencia destacada en el Festival Internacional de Cine de Gijón (FICX), tanto en las secciones a competición como en las paralelas y en importantes retrospectivas. Pero Francia estará más presente todavía en el programa de la 55º edición del certamen, que examinará a través de películas recientes y de rescates como el de la película televisiva del legendario Jean-Luc Godard  Grandeza y decadencia de un pequeño comercio de cine (Grandeur et décadence d'un petit commerce de cinema), una pieza recuperada que se podrá ver por primera vez en España en las pantallas del FICX.

Se trata de una pieza televisiva rescatada por la distribuidora Capricci Cine y protagonizada por el actor Jean-Pierre Léaud, fetiche de Truffaut. En Grandeur et décadence d'un petit commerce de cinema, el franco-suizo se muestra de nuevo como un director audaz y visionario que anticipa, según quienes han visto la película, «claves, estilísticas y temáticas de títulos emblemáticos del séptimo arte, tanto propios (Histoire(s) du cinéma) como ajenos (Mulholland Drive)». 

La que la organización del certamen trata como la cinematografía más importante del continente europeo aportará también una de las películas a concurso dentro de Sección Oficial con el estreno en Europa de la última obra de Paul Vecchiali (Córcega, 1930), cuyo anterior trabajo fue estrenado en la Selección Oficial del Festival de Cannes: Les sept déserteurs ou la guerre en vrac, fábula antibelicista entre lo cinematográfico y lo teatral, el drama y el humor.

También en Sección Oficial se presentará la provocativa ópera-rock de Bruno Dumont -a quien el festival ya dedicó una revisión- Jeannette, l’enfance de Jeanne d’Arc, en la que el director de Hors Satan narra desde un peculiar punto de vista, y envuelta en sonidos eléctricos, la infancia de la Doncella de Orleans. La cinta recibió una buena acogida en la Quincena de los Realizadores del Festival Internacional de Cannes.

Rellumes, muestrario internacional a competición, incluye tres títulos producidos en francia. Una de ellas es Drôles d’oiseaux, película de Élise Girard presentada en la edición 2017 de la Berlinale protagonizada por Jean Sorel y Lolita Chammah (hija de Isabelle Huppert) en una historia entre el thriller y el romance.

Otro hallazgo del pasado Cannes, Pour le réconfort, la ópera prima como director del actor Vincent Macaigne, también estará en Rellumes. La película realiza un acercamiento a la realidad de las relaciones sentimentales y de clase en la juventud francesa actual, auxiliado por la cámara del director de fotografía español Mauro Herce, director del impactante documental Dead Slow Ahead, exhibido en el FICX.

De la embajada francesa en el FICX queda Nothingwood, otra ópera prima, esta de Sonia Kronlund, nominada a los premios EFA en la que la realizadora sigue la pista del cineasta afgano Salim Shaheen, prolífico actor/director/productor con más de 100 películas en su biografía, una oportunidad de acercarse al cine Z visto con gran sentido del humor pese a la extrema situación del país afgano.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

El FICX recibe una poderosa embajada del cine galo en su 55 edición