Un anfiteatro romano en el Muro de las Lamentaciones

El hallazgo de la sala, oculta durante más de 1.700 años, fue una sorpresa para los arqueólogos

.

redacción / la voz

Un nuevo fragmento del Muro de las Lamentaciones (Kotel) y un pequeño teatro a sus pies que data del período romano, la primera estructura pública encontrada hasta ahora en esta zona, fueron presentadas ayer en la Ciudad Vieja de Jerusalén por la Autoridad de Antigüedades de Israel.

En buen estado de conservación, y bajo el arco de Wilson, el único elemento que permanece del puente que permitía acceder al Segundo Templo de Herodes, Israel ha desenterrado un tramo de ocho metros del muro occidental y un pequeño teatro para una audiencia de 200 personas.

«El descubrimiento fue una verdadera sorpresa. Cuando comenzamos a excavar, nuestro objetivo era datar el arco de Wilson. No imaginé que nos abriría una ventana al misterio del teatro perdido de Jerusalén», aseguró la arqueóloga Tahila Liberman.

Los hallazgos confirman los escritos históricos sobre estas estructuras que, a diferencia de grandes teatros como el de Cesarea, parece tratarse de un odeón utilizado para interpretaciones acústicas. Los arqueólogos creen que el teatro nunca se utilizó, porque las escaleras no están completadas y que fue abandonado tras la revuelta judía contra el Imperio romano.

«¿Por qué escondéis las excavaciones? Nos preguntan. Ahora podemos presentar esta gran investigación y lo que hacemos desde un punto de vista científico», dijo el arqueólogo del distrito de Jerusalén Yuval Baruch.

Valora este artículo

0 votos
Tags
Comentarios

Un anfiteatro romano en el Muro de las Lamentaciones