El MUJA halla la única evidencia mundial de rastros de lagartos del Jurásico Superior

El hallazgo se conserva en un bloque de arenisca recuperado en un acantilado de Villaviciosa

Laura Piñuela, miembro del equipo científico del Museo del Jurásico de Asturias (MUJA), presenta en Ciudad del Cabo los rastros de lagartos del Jurásico Superior hallados en los acantilados de Villaverde.Laura Piñuela, miembro del equipo científico del Museo del Jurásico de Asturias (MUJA), presenta en Ciudad del Cabo los rastros de lagartos del Jurásico Superior hallados en los acantilados de Villaverde
Laura Piñuela, miembro del equipo científico del Museo del Jurásico de Asturias (MUJA), presenta en Ciudad del Cabo los rastros de lagartos del Jurásico Superior hallados en los acantilados de Villaverde

Redacción

El equipo de investigación del Museo del Jurásico ha hecho público en Suráfrica un nuevo hallazgo. La geóloga Laura Piñuela, integrante del equipo científico del MUJA, ha presentado la única evidencia de rastros de lagartos del Jurásico Superior a nivel mundial.  Estos rastros asturianos se conservan en un bloque de arenisca recuperado en octubre de 2016 en los acantilados de Villaverde, en Villaviciosa, en una excelente conservación.

Piñuela ha participado en un congreso internacional en Ciudad del Cabo, donde ha comunicado los hallazgos. Uno de ellos está formado por seis icnitas (tres pertenecientes a las manos y tres a los pies) y el otro está compuesto por siete huellas (cuatro de manos y tres de pies). Este último, producido por un individuo de mayor tamaño que el primero, dejó impresa su cola en el sustrato, evidenciada por una marca sinuosa que aparece en el espacio existente entre las huellas del lado derecho e izquierdo.

Las características de estas huellas permiten asignarlas a lagartos. Se trata de la única evidencia de rastros de lagartos en el Jurásico Superior a nivel mundial, y clasificarlas dentro del icnogénero Rhynchosauroides, la referencia más moderna de este icnogénero en el registro fósil. En la actualidad el equipo científico del MUJA está preparando un artículo más extenso para publicar en una revista de ámbito internacional.

Los rastros asturianos han llamado la atención de los colegas presentes en el congreso tanto por la excelente conservación que presentan como por su rareza en el registro fósil del Jurásico. Los rastros de lagartos son frecuentes en el Pérmico, último periodo del Paleozoico, pero son especialmente abundantes en el Triásico, periodo del Mesozoico anterior al Jurásico.

Comparación de la fauna de tetrápodos en España

Además, Laura Piñuela ha participado en la comunicación, presentada en el Congreso, sobre un seguimiento de la renovación de fauna de tetrápodos en España, en colaboración con los investigadores españoles Diego Castanera, Carlos Pascual y José Ignacio Canudo.

La idea de este trabajo es identificar los cambios de fauna en la transición Jurásico-Cretácico teniendo en cuenta las asociaciones de huellas de tetrápodos, que algunos autores han propuesto en base al hallazgo de huesos. Para llevar a cabo este estudio se han comparado dos de las zonas con más alta diversidad icnológica de Europa: Soria (Cretácico Inferior) y Asturias (Jurásico Superior). En ambos lugares se han descrito huellas de los mismos grupos de dinosaurios (terópodos, saurópodos, ornitópodos y estegosaurios), así como de pterosaurios (reptiles voladores), cocodrilos y tortugas. Algunos icnogéneros son comunes: Pteraichnus (pterosaurios), Deltapodus (estegosaurios), Crocodylopodus (cocodrilos) y Emydhipus (tortugas).

Las diferencias más significativas que se observan se encuentran en la variedad de huellas de terópodos y de ornitópodos, relativamente menor en las rocas del Cretácico de Soria que en las del Jurásico de Asturias. Estos pequeños cambios podrían deberse a dos factores: un problema de conservación o realmente un cambio en las faunas. En la actualidad se está desarrollando un trabajo más extenso para intentar dilucidar este dilema.

El 2º Congreso Internacional de Icnología Continental se celebró a inicios del mes de octubre en Nuy Valley Guest Farm (Worcester), a unos 130 kilómetros de Ciudad del Cabo. Organizado por el Departamento de Ciencias Geológicas de la Universidad de Ciudad del Cabo, en el congreso se presentaron 47 comunicaciones científicas y participaron 50 investigadores.

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

El MUJA halla la única evidencia mundial de rastros de lagartos del Jurásico Superior