Palabras de Dios

Las editoriales católicas, que mueven millones, exhiben su poderío en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara


Guadalajara / La Voz

Un poco más allá de Juan Rulfo está Dios. Y no de forma figurada. En un restaurante cercano a las instalaciones de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) conversan un grupo de sacerdotes y monjas mientras disfrutan de comida a la brasa. «Estamos aquí por negocios, somos de dos editoriales chiquitas», cuentan. En esta inmensa jungla que de más de 1.900 editoriales de 44 países, la religión tiene un lugar destacado. El visitante pasa de Leonardo Padura a las encíclicas papales en un abrir y cerrar de ojos. Porque las obras relacionadas con la fe católica mueven millones en América.

El stand de la Librería Parroquial de Clavería, de México D.F., es más grande que el de Alemania, el de Francia o el de Taschen. En él trabajan diariamente quince personas. Está al lado de la Librería Parroquial de Guadalajara. Hay velas, rosarios de cuencas de colores, crucifijos... Y la vida de Noé y los avatares de Sansón contados para niños. Aseguran que son parte de sus bestsellers. Ana María Moreno, de Guadalajara, busca algo que entretenga a sus hijos «de la mano de Jesús». «Yo soy católica y los educo en mi fe», apunta.

Juegos de mesa

En los estantes de San Pablo, la editorial católica más importante del mundo, hay juegos de mesa infantiles. Una especie de ocas: Carrerita con Jesús y otro con meta en la tierra prometida, Jerusalén. Hay revuelo en el interior. Lupita Venegas presenta No te confundas. Soportar el maltrato no es amor.

Muy cerca, una religiosa hace cola en Ediciones Jesuitas, que cuenta con un stand de dos alturas, al estilo de los grandes como Planeta. Dos jóvenes observan biografías de San Ignacio de Loyola en tapa dura apiladas en el centro. Es media tarde y hay bullicio.

En la mastodóntica FIL hay espacio para otras creencias. Un grupo de jóvenes pasea feliz con bolsas que rezan mormon.org. No están lejos de un pequeño puesto que ofrece obras de budismo y meditación. Al otro lado de la feria, un joven sonriente reparte folletos ante una estantería repleta de libros de la cábala.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Palabras de Dios