Santiago Segura: «Los que critican el cine comercial, que se lo hagan mirar»

A veinte años del estreno de la ya histórica «Torrente, el brazo tonto de la ley», Santiago Segura estrenó este viernes su nueva película, «Sin Rodeos», una comedia protagonizada por Maribel Verdú en la que, otra vez, ataca con su vis cómica. Todo un sueño cumplido para aquel niño de 12 años que rodaba armado con una Super-8. Y sigue disparando.


Un poco fastidiado porque Maribel Verdú tiene novio «y, encima, es un tío encantador», Santiago Segura estrenó este viernes y tiene un mensaje para todos aquellos que atacan al cine comercial: «Es como al que le molesta que un coche ande o que un negocio funcione». Y lo dice así, con la chulería que heredó de Carabanchel, ese barrio en el que creció y desde el que soñaba de crío con ser lo que es hoy. Ya lejos de Torrente, promete hacernos reír, y mucho, con Sin Rodeos. Los filtros no son lo suyo.

-Vamos a empezar con un chiste malo. Voy a hacerte unas preguntas «sin rodeos». Tú no das muchos a la hora de decir las cosas, ¿no?

-No. Intento ser claro y decir lo que pienso intentando no ofender en exceso.

-¿Crees que son necesarios los filtros?

-A veces, sobre todo en Instagram.

-Te encantó rodar con Maribel Verdú.

-Fue un placer en toda regla. Es una pedazo de actriz y encima la considero amiga. Divertida, buena gente, inteligente… La pena es que tiene novio y, encima, es un tío encantador.

-¿Y qué tal con Cristina Pedroche? Sigues apostando por actores no profesionales.

-Cristina es de una profesionalidad increíble, tiene mucha energía y cuando se propone algo lo consigue. Cuando la veáis en la película entenderéis lo que digo, parece que en vez de su primera película llevase años en el cine.

-¿Qué les dices a los que critican el cine comercial?

-Pues lo mismo que le diría a alguien al que le molestase que un coche anduviese, que un negocio funcionase o que un postre fuese delicioso… Que se lo hagan mirar.

-El tráiler tiene muy, pero que muy buena pinta. ¿Te costó meterte en ese universo femenino?

-La protagonista es una mujer, pero creo que cualquiera mínimamente sensible se puede identificar con todo lo que le pasa.

-Muy curtido en comedia. ¿Pero te ves dirigiendo un «thriller» o un drama?

-Si es un thriller cómico o un drama humorístico, sin problemas.

-Eso es un no.

-Una cosa sin comedia o ironía de algún tipo creo que me sería muy complicado, solo lo haría obligado o bajo amenazas.

-Eres director desde los 12 años. ¿Nunca se te pasó por la cabeza ser otra cosa?

-Hombre, desde los doce también llevo interpretando, dibujando y escribiendo (a un nivel amateur lógicamente), así que todo eso que me seducía pensaba que sería fabuloso convertirlo en un modus vivendi.

-Siempre dices que eres actor por vagancia, que ser director es mucho más difícil. ¿Qué es lo que para ti marca tanto la diferencia?

-Todo en una película pasa por la supervisión del director, todas las decisiones importantes que pueden acabar arruinando el producto final están en tus manos. Como actor, tu responsabilidad esta más acotada.

-Un tío como tú de Carabanchel Bajo, ¿es duro? ¿Qué códigos te han quedado del barrio?

-¿Duro? No tengo media hostia por desgracia, bueno, y por suerte… Eso ha hecho que nunca me pelease con nadie. Del barrio me ha quedado un poco de chulería, eso de responder cuando te insultan o te agreden algo en vez de ignorarlo. Aunque estoy mejorando mucho, recibe uno tantas «agresiones» diariamente que es mejor no hacer aprecio y dejar las cosas en manos de abogados y profesionales del pleito.

-Después de estudiar Bellas Artes hiciste varias series pornográficas y escribiste relatos eróticos. ¿Qué tiene el sexo que te interesa tanto?

-Van a pensar los lectores que era actor porno. No hice series pornográficas, solo doblé algunas películas porno extranjeras al español. El sexo me interesa como a todo el mundo, una ocasión de conocer gente y de dar y recibir placer y gustito, algo de lo que necesita el ser humano para vivir mejor

-De niño te compras una Super-8 y empiezas a rodar cortos. Trueba fue el primero en confiar en ti en el Cinema Jove de València. ¿Cómo lo recuerdas?

-Con absoluto cariño. Fue el momento en que en mi mente entró la idea de que quizás el cine podía ser una opción profesional seria, cuando me dijeron que a un profesional al que admiraba le había gustado mi «obra».

-De la Iglesia te dio el papel por el que ganaste el Goya al mejor actor revelación, el de José Mari. Ahí sí que te sirvió ser de barrio.

-Sí, desde luego, el deje venía de fabrica casi.

-Dices que Luis García Berlanga es tu padre, Fernando Trueba tu tío y Álex de la Iglesia tu hermano mayor. ¿Y tu madre? ¿Quién es?

-Mi madre es Mari Carmen Silva, porque madre no hay más que una. La verdad es que eso son chorradas que digo, Álex es de mi quinta, yo digo lo de hermano mayor en el sentido de que es como un hermano para mí y de que es mejor cineasta. Me siento como si fuésemos unos trillizos, Guillermo y Álex son los listos y yo soy el tonto. Para compensar, ahora también soy el mas atlético y apolíneo.

-Lo rompiste con «Torrente, el brazo tonto de la ley». ¿Qué significa Torrente para ti?

-Un personaje muy divertido que me ha permitido hacer reír a la gente y hacer cinco películas de género a cada cual más desquiciada y freak.

-Para hacerla engordaste 20 kilos, pero apostaste a que adelgazarías en el mismo tiempo que habías cogido los kilos, y lo conseguiste. ¿Tienes mucha fuerza de voluntad?

-Según mis amigos, fuerza de voluntad y paciencia.

-Gracias a él conseguiste trabajar con Tony Leblanc, hacer la película española más taquillera hasta entonces y ganar el Goya al mejor director novel. Pero a nivel personal, ¿qué más te dio la película?

-Muchas satisfacciones, es una película a la que tengo mucho cariño, y eso que ya se ha ido de casa al ser mayor de edad, porque este año cumple los veinte.

-En la última de la saga predijiste el tema catalán. ¿Lo veías venir o la realidad ha superado tus expectativas?

-Lo veía venir. De momento mis expectativas no han sido superadas, pero debes tener en cuenta que yo siempre espero lo peor.

-¿Tendremos Torrente VI?

-No creo, aunque nunca se sabe.

-Dices que no tienes ningún interés en que nadie te conozca de verdad, ¿y eso por qué? Si eres, o pareces, completamente natural.

-Sí, por eso, mi persona no tiene un interés especial. Prefiero que se interesen por mis películas.

-¿Cuál es el lado serio de alguien como tú que arranca tantas risas? Has dicho en alguna entrevista que eres profundamente depresivo. Debe costar mucho eso de ponerse la careta para hacer reír a los demás, ¿no?

-Mas que depresivo soy ciclotímico, me pongo triste, pero al rato me pasa alguna cosilla buena y ya estoy contento otra vez. La verdad es que, en cuanto tienes la conciencia un poco alta, te das cuenta de que la vida te ofrece miles de razones y motivos para deprimirte diariamente, y el mismo número (o incluso más), para estar feliz.

Valora este artículo

1 votos
Tags
Comentarios

Santiago Segura: «Los que critican el cine comercial, que se lo hagan mirar»