EFE
Oviedo

El Museo de Bellas Artes de Asturias anota una fecha más en un annus mirabilis. Después de la llegada de la donación de Plácido Arango a finales del pasado mes de enero, ahora son los propios dioses -los de la mitología grecorromana- los que acuden nada menos que desde el Museo del Prado para bendecir la pinacoteca asturiana con una magnífica exposición que exhibe al edificio de la ampliación 50 obras de sus fondos: 33 pinturas y 17 esculturas organizadas en forma de un relato en ocho capítulos que resume, desde el siglo I antes de Cristo hasta entrado el XVIII y con clara vocacion divulgativa, el modo en el que el arte occidental acogió y reinterpretó el vasto caudal mitológico griego y romano. Arte y mito. Los dioses del Prado. Rubens, Ribera, Zurbarán y otra larga lista de maestros que permanecerán en Oviedo hasta el 17 de junio. Una «visión global del mundo clásico», según ha explicado el director adjunto del Museo del Prado, Andrés Úbeda de los Cobos, que emprendió su itinerancia en Palma de Mallorca como fruto de la colaboración del Prado con la Obra Social 'La Caixa' y con el Bellas Artes asturiano. La muestra ha sido comisariada por Fernando Pérez Suescun,

En el acto de inauguración celebrado hoy en el Bellas Artes de Oviedo, Úbeda de los Cobos ha valorado el «esfuerzo» del equipo de restauración en la recuperación de algunas de las obras que se podrán ver en la capital asturiana en una de las iniciativas adoptadas por el Prado para descentralizar los fondos del patrimonio artístico nacional que alberga: pinturas como Diana cazadora, de Pedro Pablo Rubens; Apolo persiguiendo a Dafne, de Theodor van Thulden; Hércules y el cancerbero, de Francisco de Zurbarán; y El incendio de Troya, de Francisco Collantes, entre otras, comparten espacio con bustos de los dioses del olimpo o  la escultura Prometeo y Atene crean al primer hombre, entre otras. En la inauguración, el viceconsejero de Cultura del Principado de Asturias, Vicente Domínguez, ha destacado que esta exposición «permite explicar nuestras raíces, porque todos nosotros somos griegos del siglo XXI». El concejal de Cultura del Ayuntamiento de Oviedo, Roberto Sánchez Ramos, ha valorado por su parte la importancia del «carácter pedagógico» de la muestra que se complementa con actividades escolares, visitas guiadas y un ciclo de proyecciones.

La exposición se organiza en ocho bloques temáticos que despliegan lecturas realizadas en distintas épocas y bajo distintos estilos del gran fondo narrativo y simbólico que hunde sus raíces en las tradiciones religiosas y culturales de la antigua Grecia, e incluso más allá. La esencia y el origen de los mitos grecolatinos, la genealogía de los dioses Olímpicos, los seres semidivinos que les acompañan, las fuerzas tan humanas que movían a los dioses o tan divinas que llevaban a los hombres a la heroicidad y la deificación, los terribles castigos que infligían las divinidades, las metamorfosis de los personajes mitológicos y el gran ciclo terminal -ya casi histórico- de la guerra de Troya desfilan por las salas del sótano del Bellas Artes.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Los dioses descienden del Prado para bendecir al Bellas Artes