Cultura reclama al PP los informes sobre las filtraciones de Tito Bustillo

Genaro Alonso señala, que si esos documentos existen, el PP tiene la obligación de mostrarlos. El consejero presenta el programa del 50 aniversario del descubrimiento de la cueva


Redacción

El consejero de Educación y Cultura, Genaro Alonso, ha afirmado que si el PP tiene informes técnicos sobre filtraciones de agua en la cueva de Tito Bustillo tiene el «deber» de aportarlo a la Dirección General de Patrimonio. El consejero se ha referido a las declaraciones del diputado regional del PP, Pedro de Rueda, que afirmó contar con informes sobre aguas que se filtran y que contienen restos de purines o amoniaco. En ese sentido, ha indicado que en la consejería desconoce ese informe. «Existe el deber de que cualquier conocimiento sobre aspectos que perjudiquen a la cueva deben darlos a conocer a la consejería y no nos constan esos informes», ha señalado.

Por otro lado, sobre la «pérdida de calidad» en las pinturas denunciada por De Rueda y también por uno de los descubridores Ruperto Álvarez, Alonso ha indicado que el estado de las pinturas cambio estacionalmente, «es algo que pasa en todas las cuevas» de arte rupestre.

 Aniversario

Las declaraciones del consejero de Educación y Cultura, Genaro Alonso, se han producido en la presentación el programa de actos que conmemora el 50 aniversario del descubrimiento de la cueva de Tito Bustillo, uno de los referentes mundiales de arte rupestre, Patrimonio de la Humanidad e importante foco de atracción turística para Asturias. Alonso ha recordado que el Principado ha invertido desde 2003 más de 2,5 millones en el conjunto rupestre, de los cuales 2.222.910 euros han contribuido a la financiación del centro de arte y 322.500 a la investigación geológica y arqueológica.

El consejero ha explicado que la Dirección General de Patrimonio Cultural trabaja actualmente, en colaboración con la Universidad de Oviedo, en la elaboración de un plan para evaluar el estado de conservación geológico-ambiental de Tito Bustillo y de las otras cuatro cuevas asturianas declaradas Patrimonio de la Humanidad: La Peña (Candamo), La Covaciella (Cabrales), El Pindal (Ribadedeva) y Llonín (Peñamellera Alta).

El programa de actividades que conmemora el descubrimiento ha sido impulsado desde el Museo Arqueológico de Asturias y la Sociedad Pública de Gestión y Promoción Turística y Cultural del Principado. En el cronograma destaca la exposición 50 años de descubrimientos en la cueva de Tito Bustillo, coordinada, dirigida y comisariada por el catedrático de Prehistoria Rodrigo de Balbín.

Por otro lado, el 17 de agosto se presentará el documental Tito Bustillo, 50 años del descubrimiento, de Pablo Casanueva y Dolores Álvarez, financiando por la Consejería de Educación y Cultura. El audiovisual incluye aspectos inéditos del entorno humano y la época del hallazgo y reproduce una visita a la cueva en condiciones similares a las reales. El centro de arte rupestre, además de amoldar su programación en días señalados para celebrar el aniversario, albergará la proyección de películas, talleres temáticos, visitas teatralizadas y recorridos ornitológicos por el macizo de Ardines.

«En estos 50 años, las pinturas de Tito Bustillo perdieron vida»

J. C. Gea
Pinturas rupestres en la cueva de Tito Bustillo
Pinturas rupestres en la cueva de Tito Bustillo

Ruperto Álvarez, uno de los descubridores del conjunto rupestre, pide medidas de protección ante lo que considera un «deterioro a pasos agigantados» del Patrimonio de la Humanidad

«Cuando descubrimos la cueva yo tenía 22 años. Ahora tengo 72. He llegado a ver los 50 años del descubrimiento, y lo normal es que no llegue a vivir los 75; pero si viviera, tengo miedo de pensar que para entonces podría verla cerrada, igual que se cerraron otras cuevas parecidas por falta de cuidado. Y eso sería una pena». El próximo 11 de abril se cumplirá el cincuentenario del que habla  Ruperto Álvarez Romero. El fue uno de los protagonistas del hallazgo del impresionante conjunto de pinturas rupestres que ocultaba el que entonces aún se llamaba Pozu'l Ramo en el riosellano macizo de Ardines; el mismo lugar que es desde hace 10 años Patrimonio de la Humanidad bajo el nombre de Tito Bustillo, que se le dio poco después en memoria de uno de sus descubridores.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Cultura reclama al PP los informes sobre las filtraciones de Tito Bustillo