«Heartstone, corazones de piedra», duros despertares

La película islandesa retrata el verano iniciático en la vida de dos amigos


Los paisajes agrestes, grandiosos, desangelados, de una zona antes no explorada por un equipo de rodaje (este de Islandia) son el lugar donde se desarrolla (y explota) la acción de un filme sobre una iniciación tan dura y descarnada como su naturaleza.

Situada en la década de los años 90 -aunque asemeje un tiempo indefinido- Heartstone retrata el verano iniciático en la vida de dos amigos, Thor y Christian, que, a trompicones, van dejando atrás la infancia mientras se adentran en los sinsabores de la vida adulta, una vida que no se vislumbra fácil ni agradable en la pequeña y cerrada comunidad en la que viven. Una comunidad que no acepta bien a espíritus sensibles ni dudas sobre la sexualidad propia o ajena.

El aislamiento geográfico tiene su reflejo en el aislamiento de unos chavales a los que les cuesta procesar, y no digamos expresar, sus sentimientos. Y mientras uno de ellos tontea con la chica de turno, el otro se descubre pronto enamorado de su amigo de toda la vida. La tensión subyacente en roces y miradas por este deseo carnal no canalizado, pocas veces consigue retratarse con la sensibilidad con la que Guömundur Arnar Guömundsson -cineasta de nombre difícilmente pronunciable por estos lares- consigue dotar a su ópera prima.

El brusco despertar en un mundo de adultos casi ausentes, donde aquellos que aparecen están lejos de ser un referente (madres solas y abandonadas, padres que se refugian en el alcohol…), es un viaje de descubrimientos en un momento donde la personalidad se conforma mientras se intentan asimilar los cambios en el cuerpo, en las sensaciones, y en las emociones, y que bien puede acabar en tragedia si todo ello no se procesa de modo adecuado.

Peca, eso sí, de un excesivo metraje, pero se le perdona por una fotografía impresionante y por la sensibilidad en el trabajo con los actores. Un debut que, desde luego, apunta maneras.

«HJARTASTEINN»

Islandia, 2016.

Director: Guömundur Arnar Guömundsson.

Intérpretes: Baldur Einarsson, Blaer Hinriksson, Arnar Jónsson, Soren Malling, Nína Dögg Filippusdóttir.

Drama.

129 minutos.

Tags
Comentarios

«Heartstone, corazones de piedra», duros despertares