25 años de Parque Jurásico

Desde que en 1993 Spielberg se adentró en Isla Nublar para criar dinosaurios, la inversión se ha multiplicado por diez si sumamos los cuatro filmes de la serie. Una de las franquicias más rentables de Hollywood, que el mes que viene tendrá otra entrega, dirigida por Juan Antonio Bayona


Cuenta el propio Steven Spielberg que a finales de los ochenta del pasado siglo, estaba en su despacho de Amblin, en Universal Studios, conversando como productor con Michael Crichton sobre aspectos creativos de una nueva serie que le estaba creando -se llamaría Urgencias y se emitiría entre 1994 y 2009- y le preguntó en qué estaba trabajando como escritor.

Crichton, antropólogo de formación, le confesó que había finalizado un libro sobre los dinosaurios y la posibilidad de su regeneración aprovechando los avances sobre el genoma. El escritor llevaba años trabajando en esta idea, sobre la base sostenida por algunos teóricos de que era posible recuperar su ADN a partir de los mosquitos conservados en ámbar. El asunto le apasionaba a Spielberg desde niño, por lo que en 1990 leyó las galeradas de aquel proyecto antes de que se convirtiera en un superventas mundial. El cineasta le ofreció comprarle los derechos, a lo que Crichton consintió.

Sin embargo había dificultades de producción, sobre todo recrear con verosimilitud a los T-Rex, velociraptors, triceratops y el resto. Tanto que, ante su indecisión para filmarlo, Parque Jurásico se ofreció a las principales compañías de Hollywood, barajándose a numerosos directores, entre ellos algunos tan dispares como Tim Burton o Joe Dante.

Por otra parte, los dos anteriores filmes de Spielberg, Always (1990) y Hook (1992) no habían funcionado gran cosa, por lo que, después de asegurarse los progresos digitales de la Industrial Light & Magic de su amigo George Lucas, a finales de agosto de 1992 comenzó a rodar Parque Jurásico en Hawái y California, con algunas tomas en Costa Rica e interiores en los estudios Universal -su socia desde el primer momento- para concluirla a finales de noviembre. En junio se estrenó en Estados Unidos , para convertirse en un suceso global. Los 63 millones de dólares de coste generarían en taquilla un bruto mundial de más de mil. El reparto no era de estrellas -Sam Neill, Jeff Goldblum, Laura Dern y el veterano director británico Richard Attenborough como el multimillonario John Hammond que invierte su fortuna en clonar a las criaturas prehistóricas-. El propio Michael Crichton, junto a David Koepp firmarían el libreto final, que fue acogido con mucha polémica entre la comunidad científica al haber apostado por la fantasía mezclando bichos cuya existencia estaba separada por varios millones de años… La película dio lugar a la dinomanía y los ingresos por el merchandising fueron incalculables.

Nunca se previó una secuela y ni el propio Spielberg lo había hecho con sus filmes -Tiburón tendría varias ajenas a él, a cada cual más estúpida...- pero Universal olfateó un filón y se la propuso. Spielberg venía de otro exitazo, el drama La lista de Schindler, y nada menos le apetecía que regresar a isla Sorna, también en Costa Rica y en la que Hammod había tenido a los dinosaurios antes de llevarlos a Nublar. Finalmente Parque Jurásico: el mundo perdido se filma en otoño de 1996, entre Canadá, Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos, con un presupuesto de 73 millones que generarán 618 a nivel mundial. Repiten en esta entrega Jeff Goldblum y brevemente Richard Attenborough, con la incorporación de Julianne Moore como la doctora en peligro en la isla. De fondo, el sobrino de Hammond y sus pocos escrúpulos para crear un campo temático en San Diego.

Ya en el 2001, Universal y Amblin valoran un guion que incluye a Alexander Payne entre sus autores, y aportan los 93 millones de producción para traer de nuevo los dinosaurios al presente. Recuperan de la primera entrega a Sam Neill, pero el director Joe Johnston no es Spielberg, el efecto sorpresa no era tampoco el de tiempo atrás y la taquilla solo aporta 368 millones.

No será hasta el 2015 cuando la franquicia regrese a Nublar, ahora un inmenso parque temático, con Jurassic World a las órdenes de Colin Trevorrow. Los productores incorporan a Chris Pratt y Bryce Dallas Howard en dos nuevos personajes. Y en junio será Jurassic World: el reino caído, a las órdenes de Juan Antonio Bayona. Para el 2021 está previsto el cierre a la nueva trilogía, otra vez con Trevorrow. Mientras, entre el 11 y 12 de mayo, Universal Studios anuncia una conmemoración especial en su parque temático, en Hollywood. La dinomanía que no cesa.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

25 años de Parque Jurásico