¿El mejor vídeo de la historia?

Este es un retrato feroz de la sociedad moderna, principalmente americana, que aspira a pasar a la historia por su poética, su realismo impreso y el desafío que supone


Igual que cuando uno lee un poema de Lorca por primera vez, o posa su mirada sobre el Guernica de Picasso, es probable que el receptor necesite un contexto antes de apreciar la totalidad del elemento. El significado de unas palabras, los trazos de un pincel o las imágenes que uno atisba no tienen por qué ser fáciles siempre de digerir. This is America, el vídeo que está arrasando la Red, es una obra de arte en sí misma, y como tal, podría a uno parecerle bello en principio por su escenografía, pero el valor que puede arrojar su contexto, la profundización en el significado, así como acariciar la enorme cantidad de referencias que encierra, hace que trascienda más allá de ser una simple secuencia. ¿Es el mejor videoclip de la historia This is America? Díficil negarlo. Childish Gambino es el proyecto de Donald Glover, un joven afroamericano que además de actor es escritor, productor, humorista y DJ. Quizás lo hayan visto en Community, o ahora en la premiada Atlanta, serie en la que además de protagonista es escritor y director. En apenas una semana, su última canción ha alcanzado la friolera de 117 millones de reproducciones en YouTube. El tema pertenece al cuarto álbum de este Childish Gambino, tras el cual desaparecerá.

Hechas las presentaciones, llega la hora de entrar en materia. Las imágenes que presenta This is America muestran a un Glover que avanza danzando entre diferentes escenografías de violencia dispar, asesinatos y revueltas. Su extraña hipnosis corporal hace que el espectador no quiera perderlo de vista. Todo ello a lo largo de dos planos secuencia en el que suceden demasiadas cosas como para poder percibirlas de un solo vistazo.

El vídeo ha calado fortísimo en la sociedad americana. Muchos ven en él una sobresaliente denuncia contra las armas de fuego, el sistema penal local, el abuso policial, el propio estilismo actual, la conversión de causas en mercancías comerciales, o el racismo que pervive e impregna los diferentes escaños del colectivo americano.

De todas las referencias que el videoclip encierra, destacan algunas por populares o por identificables, aunque prácticamente cada segundo esconde alguna. Primeramente, el arranque inocente que contrasta con la violencia gráfica de un asesinato y la frase «This is América». Directo. Antes de ello Glover baila y gesticula con su ojo derecho en referencia al racista Tío Ruckus, un personaje del cómic The Boondocks que se cree blanco. A continuación, adopta una extraña pose para disparar. Imita a Jim Crow, un personaje creado en el siglo XIX por Dartmouth que referencia de forma despectiva al ciudadano afroamericano. El término llegó a dar nombre a un conjunto de leyes que promovían la segregación racial hasta 1965.

Glover también baila el Gwara Gwara, una danza sudafricana que popularizó Rihanna en la ceremonia de los Grammy. A continuación, el actor mata con una metralleta a un coro, un obvio paralelismo a la matanza de Charleston en la que un veinteañero asesinó a nueve personas. También aparecen unos chavales grabando móvil en mano. La letra dice: «Esto es una herramienta». Este marzo, agentes de policía dispararon siete veces contra un sospechoso que hablaba por teléfono y que confundieron con un arma. Solo eso. La normalización de las armas, tratadas como joyas; la vestimenta de Glover, muy parecida a la de un soldado confederado, el suicidio, el apocalipsis. Y todo en apenas cuatro minutos.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

¿El mejor vídeo de la historia?