El japonés Hirokazu Kore-Eda, resucitado, Palma de Oro por el filme «Shoplifters»

Spike Lee, Gran Premio del Jurado, por su denuncia de Trump en «Blackkklansman»


Cannes / E. La Voz

Habló Cate Blanchett e Hirozaku Koreeda resucitó. La Palma de Oro bastante inesperada para su ácida y notable vuelta de tuerca a los roles de la familia tradicional en Shoplifters es el reconocimiento a una resurrección. Porque el japonés llevaba más de una década en caída libre, empantanado en crónicas de padres e hijos cada vez más romas y empalagosas. Ya apuntamos que Koreeda se ha reinventado en Shoplifters, en donde se relanza con una subversiva historia de falsos lazos de sangre, con un grupo de robaperas unidos por intereses gremiales de timadores del tocomocho. Hay algo de la picaresca de la edad de oro de la comedia italiana en este filme lúcido, cáustico, no el mejor de una edición espléndida, pero sí un reconocimiento a la reactivación de un habitual de Cannes hasta ayer amortizado.

Y algo parecido al renacimiento cabe decir de un infatigable defensor de los derechos civiles en su país, que se llevó la plata, el Gran Premio del Jurado. A Spike Lee, activista del cine de combate partisano cuando nadie estaba allí para acompañarlo, se le había tratado de sacar de la carrera tantas veces que esta puesta en valor de su magnífica Blankkklansman, en la que denuncia el supremacismo blanco del Ku Klus Klan y los lazos de cercanía de Donald Trump con el mismo, es una decisión que entusiasma y nutre de músculo político a Cannes, en donde el norteamericano dedicó el premio «al pueblo de la república de Brooklyn, en unos años en los que en EE.UU. vivimos en peligro».

En Cold War Pawel Pawlikowski estiliza un amor pasional quebrado por las grietas de la Europa dividida en bloques. Sus amargas y bellísimas set pieces de pobres amantes se ven bien recompensadas con el premio al mejor director.

Ya hablamos de la nauseabunda pornografía emocional de la libanesa Nadine Labaki en su operación inmoral de embellecimiento de la miseria en Cafarnaum, nefando cine de la posverdad. Existía tanto temor a sus cantos de sirena sensibleros que el Premio del Jurado, algo así como un cuarto premio, se acepta ya como daño colateral.

Son muy razonables los premios de interpretación para Marcello Fonte, el pascualcito duarte de la interesante exploración de la brutalidad de Matteo Garrone en Dogman ,y para la kazaja Samal Yeslaymova, que ocupa plano y sufrimiento sin reposo en el fatigoso sucedáneo del cine de los Dardenne Ayka.

Destacar solo el guion de Alice Rohrwacher del mágico esplendor que emana de la creatividad de su prodigiosa Lazzaro Felice es quedarse muy corto. Esto cuando este nivel del filme de Rohrwacher destacaba frente a 17 películas dirigidas por hombres. Hubiera sido demasiado coherente que la desgarrada sinceridad de Asia Argento cuando denunció desde el escenario que fue violada en el festival de Cannes de 1997 por Harvey Weinstein se viese acompañado por la Palma de Oro a una mujer que ha filmado objetivamente el filme diferencial de esta 71.ª edición. Peor paradas han salido las obras maestras del turco Nuri Bilge Ceylan y del coreano Lee Chang-dong.

Al jurado embridado por Cate Blanchett, con pesos pesados como los cineastas Andrey Zygantsiev, Robert Guedíguian y Dennis Villeneuve y las actrices Kristen Stewart y Léa Seydoux se le puede reconocer, pese a todo, una faena de aliño. No se han olvidado de los santones, con la inventada Palma de Oro especial al Gurú del Gurugú Godard y el ya inevitable Premio Panahi al represaliado Jafar Panahi.

El palmarés

palma de oro

«Shoplifters», de HirokazuKore-eda

gran premio del jurado

«BlacKkKlansman», de Spike Lee

premio del jurado

«Caphanüm» de NadineLabaki

palma de oro especial

«Le livred’image» de Jean-LucGordard

mejor actriz

Samal Yeslymova por «Ayka»

mejor actor

Marcello Fonte por «Dogman»

mejor director

Pawel Pawlikowki por «Cold War»

mejor guion

Alice Rohrwacher y Jafar Panahi por «Lazzaro Felice» y «Three Faces»

mejor ópera prima

«Girl» de LukasDhont

Mejor cortometraje

«On the Border» de Shujun Wei

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El japonés Hirokazu Kore-Eda, resucitado, Palma de Oro por el filme «Shoplifters»