«Recibir este premio tiene un significado especial por la herencia sefardí de mi familia»

J. C. G.

CULTURA

Michael J. Sandel
Michael J. Sandel Fronteiras do PensamientoFPA

El filósofo norteamericano Michael J. Sandel agradece en una breve nota un galardón que recibe mientras su esposa y sus hijos preparan la solicitud, como judíos sefardíes, de la nacionalidad española

30 may 2018 . Actualizado a las 20:29 h.

Para Michael J. Sandel, la noticia de la concesión del Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales, que recibía de buena mañana al otro lado del Atlántico, no solo ha tenido las habituales connotaciones del orgullo académico y la satisfacción personal. También se ha dado en este caso una circunstancia especial, a la vez familiar y conectada con uno de los mimbres profundos de su pensamiento político-moral. En un breve correo, el filósofo y autor de Justicia tenía conocimiento de su designación como el nuevo ganador del premio «en el mismo momento» en el que su esposa, Kiku Adatto, de origen sefardí, y sus hijos están preparando la solicitud para convertirse en ciudadanos españoles. 

Así lo hacía saber Sindel en una breve comunicación en el que ha manifestado, en primer lugar, sentirse «profundamente honrado» por la concesión de un premio convocado bajo el aliento de los «ideales humanísticos» de una institución como la Fundación Princesa de Asturias «que importan más que nunca en un tiempo en el que el discurso civil y el respeto mutuo encaran malos tiempos en todo el mundo»: «Estoy orgulloso de verme asociado con la misión de la Fundación de promover el entendimiento cultural y las ideas del pluralismo».

Pero -prosigue Sandel- «el premio es aún más significativo dada mi cercana conexión personal con España»: «Mi esposa, Kiku Adatto, proviene de la comunidad de judíos sefardíes que fue expulsada de Sevilla en 1492 pero sigue hablando Ladino y mirando hacia España como su patria espiritual. En reconocimiento de esta historia, España recientemente invitó a los sefardíes de todo el mundo a solicitar la ciudadanía española. Escucho las noticias del Premio Princesa de Asturias en el mismo momento en el que Kiku y nuestros hijos están preparando los documentos para solicitar la ciudadanía española». Por eso, concluye el filósofo norteamericano, «recibir este premio de España tiene un significado especial a la luz de la herencia sefardí de mi familia».