Boon y el humor francés

Una comedia neocostumbrista que triunfará en su país de origen pero a la que le falta originalidad en las claves universales


Aunque en Francia tienen al gran Tati, su perfil está muy por encima de sus paisanos cuando toca hablar de comedia a lo grande. De catalogar a Dany Boon, diríamos que sigue la tradición de actores como Fernandel, Louis de Funès, Bourvil, y más recientemente Christian Clavier, en cuanto a registro actoral, aunque le añada su faceta de guionista y director. Actualmente sería el cineasta galo más empeñado en mantenerse fiel al género, a un humor sin la exuberancia y la veta escatológica mediterránea, más propio del cine italiano y en menor medida del español, y, eso sí, con el histrionismo como marca de la casa. Hizo pleno taquillero con la normalita Bienvenidos al Norte (2008), explotando algunos tópicos nacionales vinculados a la idea de que cuanto más al norte, más tarugos… Aquello funcionó, nada más, pero era credencial insuficiente para elevarle al nivel de la comedia excelsa. Insistió con nuevos filmes y peor resultado.

Se mantiene en sus trece, en una línea neocostumbrista, con un guion a cuenta del cerrado acento de los norteños -ese chtite recogido en el título original-, adobado con unas simplezas sobre las vanguardias y el esnobismo parisino, frente a las que el arquitecto protagonista sitúa a su familia… norteña. Su desembarco en París le lleva a la impostura de presumir de ser huérfano y a partir de ahí caminaremos por la senda del tópico y lo previsible, por mucho que Boon se afane en su interpretación. Si en lo formal, Mi familia del Norte es convencional a extremos alarmantes, las situaciones, aun con su coralidad y su tono de enredo, tampoco son la octava maravilla. Acierta, por cierto, al incluir a la casi nonagenaria Line Renaud junto al ya octogenario Pierre Richard, como sus padres, que se comen la pantalla con sus escenas y además marcan el límite: ellos sí forman parte de la mejor tradición del humor francés. Si el destinatario era el mercado local, seguramente hará pleno con su humor, pero la comedia, para subir de categoría, requiere de claves universales y de una pinga de originalidad.

«LA CH’TITE FAMILLE»

Francia. 2017.

Director: Dany Boon.

Intérpretes: Dany Boon, Line Renaud, Valérie Bonneton, Laurence Arné, Guy Lecluyse, François Berléand, Pierre Richard.

Comedia. 106 minutos.

Valora este artículo

0 votos
Tags
Comentarios

Boon y el humor francés