«Para El Sidrón, participar en el gran proyecto internacional de Pääbo es un gran espaldarazo»

El prehistoriador y arqueólogo Marco de la Rasilla celebra la concesión del Princesa al paleogenetista, con el que visitó el yacimiento neandertal asturiano en 2010

Marco de la Rasilla, junto a Svante Pääbo en la cueva de El Sidrón, en 2010
Marco de la Rasilla, junto a Svante Pääbo en la cueva de El Sidrón, en 2010

Gijón

La noticia de la concesión del Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica a Svante Pääbo -y la «alegría» por el galardón al biólogo y paleogenetista sueco- ha cogido a Marco de la Rasilla en París, entre sesión y sesión del Congreso Internacional de la Unión Internacional de Ciencias Prehistóricas y Protohistóricas: «El más potente del mundo», según explica el prehistoriador y arqueólogo de la Universidad de Oviedo. De la Rasilla es uno de los científicos que más ha trabajado y mejor conoce los secretos de la cueva asturiana del Sidrón, un yacimiento único de la especie Neandertal, cuyo genoma se ha podido descifrar gracias a las investigaciones paleogenómicas en las que Pääbo es pionero. Ambos se conocieron en 2010, durante la visita al Sidrón del científico sueco.

-¿Qué le parece la concesión del Princesa a Svante Pääbo?

-Es un premio de gran reputación y trayectoria, que con los años han reconocido a gente con una trayectoria científica importante. El premio a Pääbo está en esa línea, porque la verdad es que ha hecho mucho por el conocimiento paleogenómico desde las momias egipcias y, naturalmente, el hecho de que haya estado trabajando en especies extintas es muy relevante por toda la información que ofrece.

-En sus investigaciones están parte de las claves que han permitido descifrar valiosos datos también en el Sidrón, que se sumó al gran proyecto internacional sobre el Genoma Neandertal, coordinado desde el departamento de Pääbo en el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva...

-Por lo que respecta a Asturias, participar en el gran Proyecto Genoma Neandertal es un espaldarazo evidente que ha dado frutos y los seguirá dando. Es algo que de momento no para y que nos sigue dando información muy valiosa. En el Sidrón el genetista es Carles Lalueza-Fox, pero en un momento determinado hubo una conexión entre Carles y Svante para entrar en el Proyecto Genoma Neandertal que lidera el Max Planck en el laboratorio que encabeza Svante. En ese proceso, a partir de todos los resultados que se han ido obteniendo en diferentes analíticas, han ido saliendo diferentes artículos y publicaciones de impacto, al margen de las investigaciones que ha estado haciendo por otra parte el propio Carles por sí mismo y en conexión con el grupo de Svante en el Max Planck.

-En términos que pueda entender el profano: ¿cuál es la aportación que se le está reconociendo a Pääbo?

-Lo que ha conseguido es obtener una información de las características genéticas de los individuos en muestras de personas antiguas o muy antiguas, en casos en los que siempre hay muchos problemas para obtener este tipo de datos. ¿Por qué? Porque los huesos, que es donde normalmente se obtiene la información además de los dientes, están alterados, ha pasado mucho tiempo, etcétera. Y por otro lado, están las cuestiones técnicas. A medida que ha pasado el tiempo, que se han ido haciendo preguntas los investigadores, las técnicas han mejorado mucho. Esas técnicas han permitido precisamente que de estos humanos antiguos, muchas veces muy alterados, se haya podido obtener información. En eso, Pääbo ha estado en primera línea: formularse las preguntas, buscar los sitios, hacer los análisis y plantearse un montón de cosas... Y eso además ha hecho que la técnica avance. Algo muy importante a la hora de obtener resultados.

-También en El Sidrón.

-Sí. Además de en otros sitios donde se han obtenido resultados, uno de los lugares donde eso ha sucedido ha sido Asturias. Han ido saliendo informaciones a raíz de las investigaciones que se han hecho con Max Planck, algo muy importante que nos ha permitido conocer muchas cosas del código genético de los Neandertales, la información más íntima, digámoslo así.

-Y de nosotros mismos, los Sapiens. El jurado en el acta que las investigaciones de Pääbo han «obligado a reescribir» los orígenes de nuestra historia como especie.

-Bueno, pues sí, en muchos casos sí, teniendo en cuenta que esos estudios han permitido saber que entre los Neandertales y los Sapiens hubo hibridación, que hubo contacto en la zona del Próximo Oriente.

-¿Qué recuerdo personal guarda de Svante Pääbo?

-Es el tipo de científico capaz de evacuar cosas muy personales en libros como El genoma Neandertal, alguien que me pareció educado, alguien que escuchaba, se interesaba, te hacía preguntas, sonriente, alguien agradable en definitiva.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

«Para El Sidrón, participar en el gran proyecto internacional de Pääbo es un gran espaldarazo»