Los retos del cine español, las ayudas y adaptarse a «los tiempos» de Netflix

El nuevo presidente de la Academia, Mariano Barroso quiere que el Gobierno agilice el cambio de la ley


redacción / la voz

El director y guionista Mariano Barroso (San Just Desvern, Barcelona, 1959) fue elegido presidente de la Academia de Cine en una votación en el que partía como candidato único, tiene claras las prioridades del sector. Su objetivo es reunirse en los próximos días con el nuevo titular de Cultura y Deporte, Màxim Huerta, para pedirle que agilice la firma de la Orden Ministerial que modifica las ayudas al cine. Barroso anunció durante su comparecencia ante los medios que ya ha solicitado fecha para este encuentro, en el que trasladará a Huerta «varias cuestiones urgentes».

La orden a la que se refiere el nuevo presidente aborda la modificación de varias cuestiones relativas a las subvenciones destinadas al cine, como premiar a las películas con mayor peso de la mujer en puestos de responsabilidad. Además, Barroso reivindica «un pacto sobre el cine para que quede fuera de la pelea política», ya que la Academia incluye a «gente de todas las sensibilidades y todas las ideologías». «El cine son sueños y es lenguaje emocional y de unidad, no un lenguaje que separe, debemos estar por encima de toda la lucha política», manifestó.

Insistió en que la institución «se tiene que adaptar a los tiempos», en referencia a las nuevas formas de exhibición y de producción y a la importancia de compañías como Netflix, Movistar y HBO. «La Academia tiene que ser un reflejo de lo que está ocurriendo en la calle», dijo en referencia a las plataformas de contenidos que, según sus palabras, «están propiciando no solo una nueva forma de producir cine sino de ver cine».

En este sentido, señaló que, cuando habla de «refundar la Academia» se refiere a que debe ser «proactiva» y no «ir a remolque de lo que ocurre alrededor», sino marcar «el pulso» de hacia dónde tiene que ir el cine y la creación audiovisual. «Abarcamos desde nuestros maestros, como Carlos Saura, que próximamente será homenajeado en la Academia, hasta los directores más alternativos», apuntó. 

El IVA cultural

Sobre la rebaja del IVA cultural, una cuestión que considera «cansina», destacó que está contemplado en los Presupuestos, «a no ser que alguien los intente enmendar», y espera que pasen al último trámite. Subrayó el «compromiso por parte de los exhibidores» en que este cambio impositivo repercuta en directamente en el precio de las entradas, por lo que «no iría a los beneficios del sector, sino al bolsillo de los espectadores», que, en sus palabras, son los «aliados» del cine.

Barroso, cuyo mandato tendrá una duración de cuatro años, fue elegido con 315 votos favorables y 31 en contra, el mayor apoyo en la historia de la Academia, según datos de la propia institución, por encima de los votos de su predecesora en el puesto, la figurinista Yvonne Blake, que fue respaldada por 193 socios. Blake tuvo que abandonar el cargo tras sufrir un ictus. Además, ayer se renovó a la mitad de la Junta Directiva, con un mandato vigente hasta el 2022.

Por su parte, el productor Rafael Portela, elegido vicepresidente, señaló que el trabajo en la Academia de Cine debe ser «como un rodaje», en el que todos trabajan por «un bien común». La actriz Nora Navas será la vicepresidenta segunda.

Andreu Buenafuente y Silvia Abril presentarán la gala de los Goya

Andreu Buenafuente y Silvia Abril presentarán la próxima gala de los Premios Goya, que se celebrará el 2 de febrero. Mariano Barroso indicó que, aunque no descarta que el evento se organice en Madrid, hay otras dos opciones «bastante potentes» que aún no puede avanzar, por lo que cabe la posibilidad de que cambie de escenario. Buenafuente ya ha dirigido dos galas anteriormente y Barroso señaló que dejó «muy buen sabor de boca».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Los retos del cine español, las ayudas y adaptarse a «los tiempos» de Netflix