Scarrow avisa del contagio a la sociedad de la impunidad y la violencia en las redes

El autor británico ha presentado su novela «Jugando con la muerte» en la XXXI Semana Negra de Gijón

El escritor Simon Scarrow, en la Semana Negra de Gijón
El escritor Simon Scarrow, en la Semana Negra de Gijón

Gijón

El escritor británico Simon Scarrow, que ha presentado hoy su novela Jugando con la muerte en la Semana Negra de Gijón, ha advertido hoy sobre los riesgos de las nuevas tecnologías de la comunicación que difuminan la frontera entre la realidad y la ficción y «establecen vínculos violentos» en las relaciones humanas. En una rueda de prensa celebrada en la Semana Negra de Gijón, el autor ha dicho que las redes sociales «tiene de bueno que comunican a la gente» pero también «tienen de malo» que crean un escenario de «impunidad» que se puede trasladar a la vida cotidiana. Scarrow ha considerado que en las redes sociales se establece una especie de diálogo de sordos en el que los interlocutores no fundamentan sus opiniones en razonamientos sino en desacreditar las de otros con insultos y se corre el riesgo de que esa forma de comunicación se traslade a la vida real. «Existe una sensación de impunidad en Internet en el que cualquiera pude decir cualquier cosa sin consecuencia alguna y observo que eso se esta contagiando a la sociedad», ha indicado.

El autor ha afirmado además que el realismo de los videojuegos difumina la frontera entre la realidad y la ficción con el agravante de que en la mayoría de ellos el contenido es de violencia. «Me preocupa que Internet sea una plataforma en la que cualquiera pueda lanzar un mensaje y que tengan el mismo valor las opiniones de neófitos que las de eruditos y las informaciones verdaderas o falsas», ha indicado.

Scarrow también ha pronosticado que el desarrollo de nuevas plataformas y de artefactos digitales provocará el gran negocio del siglo para la industria del porno, cuando los auriculares sean reemplazados por robots con forma humana. La preocupación por estos temas le ha llevado a escribir la novela que ha presentado en Gijón. En esta obra, la agente del FBI Rose Blake tiene que investigar un caso con pocas pistas tras el hallazgo de un cadáver mutilado tras el incendio de la casa donde la víctima se encontraba sola y no había signos de haberse forzado la entrada. Poco después se encuentra otro cadáver en similares circunstancias y las pesquisas apuntan a que las víctimas eran usuarios de una aplicación informática, «The skin», que conecta con lo más profundo de un mundo virtual, donde opera un asesino sin escrúpulos.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Scarrow avisa del contagio a la sociedad de la impunidad y la violencia en las redes