«No sé cómo puede existir el bullying entre los más jóvenes, no existe la piedad»

La escritora italiana Elisabetta Gnone ha anunciado en el festival «Celsius 232» que su último personaje «Olga de papel», inspirado en los casos de acoso escolar, ha venido para quedarse

La escritora italiana Elisabetta Gnone, autora de la exitosa saga «Fairy Oak», duante la entrevista concedida a Efe con motivo de su visita al Festival de Terror, Fantasía y Ciencia Ficción «Celsius 232» de Avilés
La escritora italiana Elisabetta Gnone, autora de la exitosa saga «Fairy Oak», duante la entrevista concedida a Efe con motivo de su visita al Festival de Terror, Fantasía y Ciencia Ficción «Celsius 232» de Avilés
EFE
Avilés

La escritora italiana Elisabetta Gnone, autora de la exitosa saga Fairy Oak, ha anunciado que su último personaje Olga de papel, inspirado en los casos de acoso escolar que sufren algunos niños, ha venido para quedarse con, al menos, tres entregas más. Elisabetta Gnone es una de las principales responsables del importante auge que tiene en Italia la novela infantil y juvenil, primero con su popular serie W.I.T.C.H., con la que muchos niños se adentraron en el mundo de la lectura, y luego con la saga Fairy Oak, con las que ha vendido más de cuatro millones de ejemplares.

Pese al éxito de Fary Oak, no duda en aseverar que el libro del que más orgullosa se siente es Olga de papel y, de hecho, anuncia una próxima entrega para el 15 de octubre en todas las librerías con el titulo de Jum hecho de oscuridad, a la que seguirá una tercera, en la que está trabajando, y una cuarta.

Con motivo de su visita al Festival de Terror, Fantasía y Ciencia Ficción «Celsius 232» de Avilés, la escritora se muestra entusiasmada con lo que terminará convirtiéndose en una nueva saga. A la pregunta de qué es lo que ha querido transmitir a su público con el personaje de Olga de papel, la respuesta es inmediata: «cuánto tiempo tengo para hablar de ello». El personaje nace de una situación que asegura que se vive en Italia, pero que en España también es una realidad, como es el acoso escolar. «Lo que más sorprende es cómo puede existir el bullying entre los chavales más jóvenes, no existe la piedad» explica Gnone antes de señalar que no sabe «si es peor cuando se está cometiendo el acto del acoso en sí, o, a posteriori, cuando se graba y se cuelga en internet», explica.

Al reflexionar sobre este problema, Gnone, que proviene de una familia relaciona con la ciencia y la biología, se da cuenta de que en el mundo animal existe una tendencia a aislar al que es diferente. «Sin embargo, nosotros, como seres humanos que tenemos unos estudios y una capacidad de comprensión, tendríamos que dedicar nuestros esfuerzos o nuestra curiosidad a evitar que esto suceda», subraya.

El libro de Elisabetta Gnone utiliza el papel como símbolo de fragilidad, por un lado, pero también poniendo en valor la papiroflexia que permite este material. Olga Tindal es una niña de carne y hueso de once años que cuenta a su amigo Oruga, que sufre el acoso de los otros chicos del pueblo, la historia de una niña de papel, que, al igual que él, es muy frágil, aunque, al mismo tiempo, le explica que está hecha de un material con el que se pueden construir muchísimas cosas. «El libro no es propiamente una historia sobre el bullying pero sí me ha inspirado para contar una historia sobre la fragilidad a través de una niña de papel que quiere convertirse en una niña de carne y hueso», explica.

Olga de papel es un libro difícil de escribir, reconoce su autora, y requiere de una atenta lectura porque está lleno de alegorías, y hay que identificar los mensajes que lleva. Elisabetta Gnone bebe de lo que en España se denomina el realismo mágico y en su país de origen el surrealismo latinoamericano, «por esa manera tan especial de unir la realidad y la imaginación». «Yo ni sabía que sabía escribir, empecé a trabajar en Disney haciendo guiones para dibujos animados y libros ilustrados para niños», confiesa.

Tanto sus fans como los periodistas en las entrevistas le preguntan insistentemente por el futuro de su famosa saga Fayri Oak y responde abiertamente que no tiene prevista una nueva entrega y que, en todo caso, sería una secuela en formato de novela gráfica. «Los niños me preguntan muchísimo si va a ver otro libro y siempre les digo que si de su comida favorita, que casi siempre es pizza, comieran mucho, un trocito más haría que les sentara mal todo lo demás», zanja la cuestión esta autora, que prefiere dejar al público con ganas de más Fairy Oak y prolongar la vida de Olga de papel.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

«No sé cómo puede existir el bullying entre los más jóvenes, no existe la piedad»