Y llegó Cher y mandó parar...

Los propietarios de la franquicia tuvieron la paciencia de esperar una década y sacar adelante un guion que es a la vez precuela y secuela de aquel musical ¡Mamma mia!


Si eres muy de Abba, enhorabuena. Los propietarios de la franquicia (Universal y Tom Hanks, entre ellos) tuvieron la paciencia de esperar una década y sacar adelante un guion -del propio director, el británico Ol Parker- que es a la vez precuela y secuela de aquel musical ¡Mamma mia!, que multiplicó su coste de 50 millones hasta algo más de 600 en todo el mundo. Eso, y la suerte de que los actores principales de aquella sigan vivos y hayan aceptado participar de la fiesta. Si ya entonces era tinto de verano, ahora se confirma perfecta para la distensión y la alegría, que así fue como la definió Andy Garcia, el intérprete que encarna al director del hotel, ese Fernando que da nombre a uno de los grandes hits de Abba en los años setenta, y que aquí canta Cher -en la ficción madre de Streep y abuela de Seyfried-, protagonizando el momento del filme para no olvidar. Con diferencia, el mejor clip, al tiempo que agranda la leyenda de Cher, esa especie de máscara veneciana gracias a su perfecto idilio con la silicona y el bótox, acentuada por ese caminar elegante, aunque pareciese que fuera a caerse en cualquier momento.

Viéndola no podemos evitar recordar a la Gloria Swanson de El crepúsculo de los dioses (Wilder, 1950), aunque aquí se ve a la cantante también muy cómplice del tono paródico de su personaje. Y la otra secuencia para recordar es la breve aparición de Donna-Meryl Streep… A este crítico casi le da un soponcio al ver a unos machotes como Brosnan, Firth y Skarsgård largándose unos gorgoritos, pero en seguida lo superas, y al final lo que te queda es la sensación de haberte pasado dos horas distendidas -que no necesariamente divertidas-, pues otra cosa no pretendían los promotores del invento, sabedores que apostaban a caballo ganador, siempre mirando de reojo la buena comedia por mucho que Ol Parker haya acertado con su tono de buenrollismo.

Ya saben, la niña de Donna es ahora huérfana, prepara una fiesta en recuerdo de su madre, convida a sus tres padres, su pareja no puede asistir y encima está embarazada… Ah, y qué chulada ese rincón de Croacia. Les van a salir turistas por un tubo.

«MAMMA MIA: HERE WE GO AGAIN!»

EE.UU., R.U. 2018.

Director: Ol Parker.

Intérpretes: Lily James, Amanda Seyfried, Pierce Brosnan, Colin Firth, Dominic Cooper, Lili Palmer, Cher, Julie Walters, Andy Garcia, Stellan Skarsgård, Meryl Streep.

Comedia. 114 min.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Y llegó Cher y mandó parar...