Manual de reescritura muy torticero

«Un mar de enredos» es un remake tuneado de «Un mar de líos», la comedia ochentera protagonizada por Goldie Hawn y Kurt Russell


«Un millonario con amnesia, una chica pobre, un padre que no aprueba la relación, una hermana malvada… ¡todo es de telenovela!», resume el cocinero chicano Javier Lacroix, por cuya voz los guionistas bromean sobre la catadura de la historia que ofrecen en Un mar de enredos, remake muy tuneado de Un mar de líos, comedia ochentera que protagonizaron Goldie Hawn y Kurt Russell. Treinta años después, Hollywood relanza aquel torpe pero malintencionado embrollo sobre la guerra de sexos y la lucha de clases, ahora ya casi totalmente vaciado de cualquier significado. Una evisceración acorde con los tiempos.

La moralina machista, muy de telefilme de tarde, lo impregna todo en la nueva versión, con Eugenio Derbez como heredero millonario de una fábrica de cementos mexicana que sustituye a la Goldie Hawn de la cinta original en el papel de rico caprichoso y despótico con sus empleados hasta que una se venga, haciéndole creer al amnésico que es pobre y que están casados. Vivir una vida antagónica a la tuya es un tema clásico que ha dado notables alegrías a la comedia, pero no nos hagamos ilusiones: más allá del intercambio de sexo y de etnias en los papeles principales, el resto es una corrección y puesta al día de puro manual de reescritura de guiones, acumulando chascarrillos supuestamente incorrectos -de preservativos, miasmas, cenizas humanas con olor a churrasco y canciones nemotécnicas con estrofas tipo «sangre al evacuar, al hacer popó…»- muy mal cosidos con situaciones chocantes y chistes racistas de Ronaldinho.

Casi por obligación, en la actual comedia norteamericana los actores y actrices tienden a ser petardos, groseros, cutres; sus recursos no son bufos, son grotescos y ese es el tono general del reparto del filme, capitaneado por Anna Faris -participante en «joyas» tipo Scary Movie, Dime con cuántos, Cuerpos de seguridad o Una conejita en el campus- intentando, vanamente, ser Goldie Hawn. Solo sobresale por su interpretación naturalista, alejándose del tono casposo general, un divertido Mel Rodríguez, el orondo actor de la serie El último hombre en la tierra.

«OVERBOARD»

EE. UU.-Canadá, 2018.

Director: Rob Greenberg.

Intérpretes: Anna Faris, Eugenio Derbez, Eva Longoria, John Hannah, Mel Rodríguez, Swoosie Kurtz, Cecilia Suárez, Hannah Nordberg, Fernando Luján.

Comedia.

112 minutos.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Manual de reescritura muy torticero