¿Con licencia para cambiar?

borja casal / M. F. REDACCIÓN / LA VOZ

CULTURA

PAUL BUCK

La posibilidad de que Idris Elba sea el primer actor negro que haga de James Bond ha generado controversia

20 ago 2018 . Actualizado a las 08:08 h.

El actor británico Idris Elba ha insinuado que podría ser el nuevo James Bond, lo que lo convertiría en el primer actor negro en interpretarlo. La noticia ha llegado después de que Elba escribiera en Twitter «Mi nombre es Elba, Idris Elba», señal inequívoca para muchos seguidores de que Daniel Craig ya tiene sucesor, después de anunciar que la siguiente película de Bond -la 25.ª de la saga, que se estrenará en el 2019- será la última en la que participe. La reacción de los fans no se ha hecho esperar, y ya son muchos los que toman el rumor como cierto y critican la decisión. El presidente del Club de Amigos de James Bond en España, Francesc Sirvent, opina que Elba no es el actor más adecuado para encarnar al agente secreto, ya que «iría contra la idea de su creador, Ian Fleming» y señala que Bond es «racista, misógino y muy popular en el sur de los Estados Unidos». Sirvent apunta que el rumor puede formar parte de una campaña de promoción con la que «llamar la atención» y recuerda que en su día ya se especuló con que Sharon Stone podría ser la primera mujer en interpretar a James Bond o que 007 no era un personaje, sino una seña de identidad.

De ser cierto, el de Elba no sería el primer cambio que provoca malestar entre los seguidores del universo 007, que ya recibieron con recelo a Daniel Craig -comparándolo con el clásico Bond de Sean Connery- o el cambio de sexo de M, el jefe del espía, que en los libros es un hombre y que en las últimas películas ha sido interpretado por la actriz Judi Dench.

Esta no es la primera vez que Idris Elba se ve envuelto en una polémica de este tipo, ya que también fue cuestionado por su papel de guerrero en Thor (2011), que bebe de la mitología escandinava, en la que los personajes suelen ser representados por actores blancos. Otra de las sagas que también ha generado polémica por el color de piel de algún personaje ha sido Harry Potter. Algunos seguidores del joven mago mostraron su descontento cuando supieron que, en su versión teatral, el papel de Hermione iba a ser interpretado por la actriz negra Noma Dumezweni. En esa ocasión, la propia escritora, J. K. Rowling, defendió la decisión diciendo que en los libros nunca se menciona que Hermione tenga la piel blanca, y que solo indica que la joven tiene los ojos marrones y el pelo encrespado. Por su parte, Denzel Washington interpretó al príncipe don Pedro de Aragón en la película Mucho ruido y pocas nueces -adaptación de una comedia de Shakespeare y dirigida por Kenneth Branagh-, en la que sí había evidencias históricas de que don Pedro, que existió realmente, era blanco.