Patrimonio investigará el «Ecce Homo» asturiano, «venganza, más que restauración»

El consejero de Cultura arremete contra la polémica pintura de las tallas de la ermita de Rañadorio y anuncia un expediente y, en su caso, una sanción

Algunas de las tallas de la iglesia de Rañadoiro, en Tineo, tras la 'restauración' a manos de una vecina
Algunas de las tallas de la iglesia de Rañadoiro, en Tineo, tras la 'restauración' a manos de una vecina

El consejero de Educación del Principado, Genaro Alonso, ha dado órdenes a Patrimonio para que abra dos expedientes -uno informativo y, si procede, otro sancionador- por la restauración «a lo eccehomo» de tres tallas de madera del siglo XV que se encuentran en la ermita de Rañadoiro. Alonso ha mostrado su «preocupación clara» por esta «venganza, más que restauración», ha dicho, y ha trasladado a la directora general de Patrimonio, Otilia Requejo, la orden de apertura de un expediente informativo de averiguación de la causa de este «desaguisado» que puede llevar parejo a un expediente sancionador o reparador. «Estos dos expedientes se abren al unísono porque están previstos en la Ley de Patrimonio», ha afirmado el titular de Educación, que ha reconocido su «obvio disgusto».

Alonso ha advertido de que hay que verificar con el expediente cómo se produjeron los hechos y si, tal y como se ha comentado en el concejo de Tineo, el párroco dio el visto bueno a esta situación y si ha incurrido en algún tipo de responsabilidad. En los bienes protegidos como Bien de Interés Cultural (BIC), la competencia de su protección y las medidas de permisos para restauración y obras corresponde «siempre» a la Dirección General de Patrimonio, ha indicado. Alonso ha asegurado que depende de cómo estén cada uno de los bienes, porque hay bienes que la iglesia custodia , enseña, abre y cierra, sin óbice de las competencias que prevalecen, en todo caso, de la Dirección General de Patrimonio que está para proteger, «sean públicos, privados, de la iglesia o de quien sean», ha añadido.

Las tres tallas que han sido restauradas por una vecina de Rañadoiro son una de Santa Ana acompañada por la virgen y el niño, otra que representa a María y el Niño Jesús y una tercera imagen de San Pedro, a los que ha suprimido su pintura original policromada y la ha sustituido por colores verde fosforito o rosa.

Valora este artículo

0 votos
Tags
Comentarios

Patrimonio investigará el «Ecce Homo» asturiano, «venganza, más que restauración»