«La reina Lagertha es feminista»

Katheryn Winnick, intérprete de «Vikingos»: «Iba a durar dos años y ahora los fans piden al director que no me maten», dice la actriz de la serie, que vuelve hoy a TNT

La actriz Katheryn Winnick, caracterizada como Lagertha
La actriz Katheryn Winnick, caracterizada como Lagertha

madrid / colpisa

Cuando uno ha visto a la guerrera vikinga Lagertha rebanando cuellos bajo la nieve y atravesando barrigas con la cara salpicada de vísceras y sangre, cuesta imaginarse a Katheryn Winnick tostándose al sol en las playas de Puerto Banús. Pero así es. Winnick (Toronto, 1977) es la actriz de origen ucraniano que desde el 2013 interpreta a la reina Lagertha en Vikingos, la serie que vuelve hoy a TNT (22.15 horas) con diez episodios correspondientes a la segunda parte de la quinta temporada. La ficción histórica goza de una legión de fans españoles que se iniciaron en la cultura y la mitología escandinavas de la mano del legendario rey Ragnar Lodbrok, de su hermano Rollo y de la propia Lagertha, esposa de Ragnar y madre de su primogénito Björn. Winnick llegó al mundo de la interpretación gracias a su extraordinario manejo de las artes marciales: es cinturón negro de kárate y taekuondo y se dedicaba a dar clases de combate a actores, lo que finalmente le animó a estudiar para ser actriz.

-Su personaje es una mujer valiente, luchadora, a veces temible... ¿Qué diría la Lagertha vikinga del movimiento #MeToo?

-Estaría luchando codo con codo con todas las mujeres y en cualquier circunstancia. Construyendo un escudo o un muro contra todos estos hombres que han utilizado sus poderes contra las mujeres de una manera amenazante. Sin duda sería la líder del grupo. Soy una gran defensora del #MeToo. Enseño autodefensa a las mujeres, y antes de ser Lagertha ya daba clases a mujeres en un colegio de Toronto y les enseñaba a protegerse. De hecho tengo pensado lanzar una empresa de autodefensa que dé a las mujeres todas las herramientas que necesitan para defenderse.

-¿Diría que «Vikingos» es una serie feminista?

-Lagertha es sin duda una feminista. Es curioso porque había mucho recelo a la hora de emplear esa palabra. La definición real del feminismo es que exista igualdad entre las mujeres y los hombres. Yo estoy orgullosa de llamarme a mí misma feminista, pero tal vez tengamos que redefinir esa palabra. Lo que está claro es que necesitamos más hombres feministas.

-Después de rodar escenas con tanta sangre... ¿hay algo que aún le impresione?

-Hace siete años que empezó Vikingos y en este tiempo he sido madre, guerrera, he cortado cabezas... Realmente no puedo pensar en algo que no haya hecho en esta serie.

-¿Son más difíciles las escenas de sexo que ha rodado con hombres y mujeres o las de acción, en las que tiene que moverse con armas tan pesadas?

-Esa es mi pregunta favorita, si me gustan más las escenas de sexo o las de espadas. No estoy segura. Pero te diré que las dos son todo un desafío. A ver, en las escenas de sexo estás rodeada de gente, de luces, de maquilladores... te aseguro que no es tan íntimo como aparece en la serie. Y las escenas de acción me encantan. Empecé con las clases de taekuondo cuando tenía siete años, así que las artes marciales forman parte de mi vida y en esas escenas las puedo poner en práctica, y eso me gusta.

-Cuando «Vikingos» inició su primera temporada, en el año 2013, su personaje era uno más; el protagonismo se lo llevaban Ragnar, Rollo y Floki, el constructor de barcos... Pero la reina Lagertha ha ido a más y ahora todo gira en torno a ella.

-Cuando leí el guion por primera vez no sabía que mi personaje iba a crecer tanto. Ni me podía imaginar que me iba a hacer vieja en la serie. Al principio me dijeron que iba a durar dos años, luego que cuatro... y sé que el director ha recibido muchos mensajes de fans que le piden por favor que no me maten... y yo lo agradezco. Mata a todos, pero no mates a Lagertha.

-En el último capítulo emitido en España hemos visto a una Lagertha envejecida, hundida, a la que Ivar ha destronado como reina de Kateggat... ¿nos estamos acercando a su final?

-Lagertha está en un momento difícil, ha sufrido muchas traiciones y ahora debe delegar la responsabilidad en otras personas, pero, aún así, va a superar este momento tan delicado como ha superado otros momentos duros. Lo que no mata a Lagertha la hace más fuerte.

-¿Qué le gustaría tener de Lagertha?

-¡Quiero tener su armadura! La quiero de verdad. Me encanta la armadura que lleva, con todas esas piezas personalizadas... el departamento de vestuario de Vikingos tiene un montón de talento. No sería posible contar la historia y hacerla creíble sin su trabajo. Es realmente extraordinario.

-Ha dirigido uno de los nuevos capítulos. ¿Qué tal la experiencia?

-Ha sido genial. Amo dirigir. Trabajar con gente tan buena ha sido maravilloso. Estoy deseando ver ese capítulo.

-¿Qué le han enseñado los vikingos?

-Como cultura, me han enseñado lo inteligentes que eran, construyeron barcos, cruzaron océanos, estuvieron en todo el mundo, incluyendo Norteamérica. Fueron los primeros exploradores y eran unos navegantes fantásticos que salieron a conquistar el mundo desconocido. Estoy muy orgullosa de su cultura. Y de la serie.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

«La reina Lagertha es feminista»