«Eliminado: Dark Web», Satán mata en la Red...

Lo que comienza siendo un jolgorio acabará en tragedia, cosa que por otra parte es lo deseado por la parroquia teen


Entre los especialistas, prefieren el término mockcumentary al de falso documental, que traído a la ficción audiovisual suele llevar asociado bajo presupuesto y target adolescente. En el 2014, el director kazajo Timur Bekmambetov apostó como productor por Eliminado, filme cuyo coste fue de un millón de dólares y se multiplicó por 60 en la taquilla global. En esta segunda entrega invirtió lo mismo, aunque puede que no repita pleno sin por ello perder pasta. Para empezar, lo que allí era original aquí no lo es, aunque mejorase factura y registro dramático. A favor del debutante Stephen Susco, anótese que su guion se aprecia más cuidado aunque, en su realización, lo que quizá considere una progresión hacia el clímax final tenga bastante de a trompicones.

Vemos cómo un grupo de amigos se intercomunican desde sus casas a través de Skype, y lo que comienza siendo un jolgorio acabará en tragedia, cosa que por otra parte es lo deseado por la parroquia teen.

Aunque pudiera aparentar que su temática y el desarrollo de la trama contienen una carga de profundidad hacia el consumo abusivo de la Red y que, jugando a moralistas, advierta de que Satán se encuentra muy cómodo en Internet, nada de eso ocurre. Solo se trata de una hábil apuesta por el entretenimiento a palo seco, cuyos cinco minutos finales, más allá de ser una zancadilla inesperada, anticipan que el productor Bekmambetov huele la taquilla en el filón como el tigre la sangre. Por si las moscas, deja abierta la puerta a una tercera entrega.

Como además hablamos de terror, se confirma que los tiempos del gore pasaron a mejor vida, y lo que era una absoluta impudicia en la utilización de la sangre, amputaciones y lindezas varias, ahora qué demonios es… La gente la palma, faltaría más, pero como más educadamente, algo que quizá decepcione a los consumidores. O váyase a saber si -y apuntemos por ahí- se trata de evitar uno de esos lesivos restricted que en Trumpilandia impiden a la chavalada acceder a ciertos productos. Que vale, que no es un truño, pero qué tal si redondeamos mejor, que eso es gratis.

«ELIMINADO: DARK WEB»

EE. UU., 2018.

Director: Stephen Susco.

Intérpretes: Colin Woodell, Andrew Lees, Rebecca Rittenhouse, Savira Windyani, Stephanie Nogueras, Connor del Rio.

88 minutos.

Valora este artículo

0 votos
Tags
Comentarios

«Eliminado: Dark Web», Satán mata en la Red...