El Cantábrico penetra en Santiago a través de la pintura de Guillermo Simón

El artista asturiano expone doce trabajos hasta el 28 de febrero en la galería Metro


Santiago

Olas llenas de fortaleza, mar ondulado... El pintor asturiano Guillermo Simón (Villaviciosa, 1968) posa sus ojos sobre el Cantábrico en la docena de pinturas que conforman Con el mar en la mirada, la exposición que hasta el 28 de febrero puede verse en la galería Metro. En estos óleos su intención es reflejar los acantilados de una manera abstracta. «La idea principal de la exposición parte de una concepción un poco lírica del último estertor de la ola antes de morir en el acantilado», explica el autor, que afronta su segunda muestra individual en Galicia después de una en el año 1996 en O Barco.

Con el mar en la mirada da continuidad a una exposición anterior del artista asturiano en Palma de Mallorca, Latidos de mar. «Lo básico en esta ocasión son esos acantilados que se traducen en una especie de geología abstracta: la mancha, la luz, el claroscuro...», afirma el pintor, al que siempre le atrajo llevar el mar a sus creaciones. «Llevo mucho tiempo pintando sobre el agua. Me parece, como decía Leonardo, que es una especie de humor vital que resume todos los humores vitales que tenemos. Puede estar en calma, puede estar agitado...», añade Simón.

Aunque le gusta mirar hacia el mar y el agua, el artista asturiano deja claro que su pintura no es una traslación de la realidad al cuadro, sino «una interpretación de algo visual», que tiene que ver con la memoria que él tiene de la ola: «Lo que hago es observar mucho, pero no pretendo una representación de la realidad, sino una búsqueda para expresar la energía que puede tener».

Las obras que pueden verse en la galería Metro durante todo este mes ?de lunes a viernes de 17.00 a 20.30 horas? son de mediano y gran formato. Se trata de óleo sobre una especie de aluminio, el dibond. Guillermo Simón incide en que este material ofrece muchas posibilidades de texturas a nivel visual, además de permitir «mucha creatividad».

El artista asturiano destaca su interés por mostrar sus creaciones en Galicia, ya que su pintura es de «la tradición norteña y toda esa parte que nos enlaza del mar, nos sirve de unión. Tenemos una temperatura de color que nos lleva a los pintores de la cornisa cantábrica a casi unificar la paleta». Y aunque en Galicia es la segunda vez que expone, Guillermo Simón tiene tras de sí un gran número de muestras, no solo por diferentes puntos de España, sino que sus creaciones también han llegado a países como Francia e Italia. En su currículo también figuran numerosos premios.

Comentarios

El Cantábrico penetra en Santiago a través de la pintura de Guillermo Simón