¿Se le fue la olla a Murakami?

La segunda parte de «La muerte del comendador» desconcierta a los seguidores del autor. El eterno candidato al Nobel cruza la línea


China fue la primera en levantar la liebre. El Tribunal de Artículos Obscenos de Hong Kong consideró que la trama articulada por el escritor japonés en su última obra era indecente, debido, puntualizaron, a una serie de escenas sexuales demasiado explícitas. ¿Qué estaba pasando? Cuando se desató la polémica, en España ni siquiera se había publicado el primer tomo de La muerte del comendador, así que nos quedamos con la duda. ¿Sería una exageración?

Casi dos años después y con las mil páginas de la novela traducidas, los lectores han hablado. Y no es la indecencia lo que les preocupa. Son muchos los que utilizan la palabra decepción para definir su estado de ánimo y otros sencillamente apuntan una frase: no lo recomiendo.

de qué va el libro

Entremos en materia. Es difícil explicar de qué va este libro agotador. Pero hay un joven artista que tras sufrir el abandono de su esposa se retira a la montaña para encontrarse con su pintura. Allí conoce a un millonario misterioso que vive en una casa fantástica con habitaciones cerradas (un castillo de Barba Azul) y que espía a un niña de 13 años que sospecha que es su hija. Hay también un cuadro escondido cuyos personajes toman vida, una campana que suena sola de madrugada y un laberinto por el que transitan unas peligrosas dobles metáforas. Además, hay muchos coches de alta gama descritos con todo detalle, música clásica, jazz y cocina italiana y japonesa. ¿Está claro?

No. No lo está. Y tal como escribe el propio autor, «varias cosas no tenían sentido». Por ejemplo, que las ideas tomen forma humana y hablen en castellano antiguo, o que se abran pozos en el jardín (al estilo de la madriguera de Alicia en el país de las maravillas) que nos conducen a mundos surrealistas o que al protagonista lo amenacen nada menos que las ya mencionadas e indescifrables dobles metáforas. ¿Se la ha ido la olla a Murakami en su última novela? Pues lo cierto es que esta vez el genio japonés ha traspasado la línea a la hora de imaginar y construir los mundos oníricos que siempre le acompañan.

dos tomos y 976 páginas

La novela de 976 páginas se ha presentado en España en dos tomos: el primero de 496 páginas vio la luz en el 2018 y el segundo, de 480, acaba de llegar a las librerías. La narración explora las ideas sobre la creación artística, la muerte, la resurrección y el amor. Todo en un gran universo irreal plagado de simbolismos (hasta hay un embarazo al estilo del Espíritu Santo) que dejan al lector perplejo y persiguiendo los escurridizos cabos sueltos.

Tal vez la idea de la editorial de partir el libro en dos tomos y dosificarlo en dos años era la acertada. Yo no quise leer el primer tomo hasta que no se publicó el segundo en castellano. Así que devoré las 900 páginas del La muerte del comendador del tirón. Y me empaché. Tristemente, Murakami construye una historia muy interesante con personajes enigmáticos y poderosos y luego se dedica a destrozarla sin tener piedad, ni por el héroe doméstico ni por el sacrificado lector.

y los senos...

Y aún hay más. Porque el japonés pone la guinda distribuyendo con generosidad más de ochenta menciones a los pechos femeninos con especial regodeo en las referidas a los de las jóvenes adolescentes. Y esto sí que debía ser considerado indecente, incluso por los que no somos chinos.

«La muerte del comendador I y II»

H. Murakami

 EDITORIAL TUSQUETS PÁG. 496 + 480 PRECIO 20,81+ 20,81 EUROS

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

¿Se le fue la olla a Murakami?