«María, reina de Escocia», dos actrices en estado de gracia en la corte británica

Saoirse Ronan se confirma acrisolada actriz en el filme dirigido por Josie Rourke, y Margot Robbie impacta en cada uno de sus primeros planos

Fotograma del filme de Josie Rourke «María, reina de Escocia»

A poco que dediquemos unos minutos, afloran a la memoria mogollón de películas y series centradas en la monarquía británica (vista desde el siglo XVI hasta sus días actuales). Acabamos sabiendo más de ese país y de su historia, que de lo propio, incluyendo no pocas falsedades. En fin, más allá de que esa realeza sea un jugoso saco sin fondo dramático, por su entusiasta culto al embrujo de Caín, su atractivo se refuerza con los ingredientes plástico y visual. Para muestra María, reina de Escocia, filme que aspira al Óscar al vestuario y al de peluquería-maquillaje, en ambos con serias posibilidades de victoria. Lo de María Estuardo y su prima Isabel I fue muy poco ejemplarizante, sobre todo si consideramos que la primera acabó son su pescuezo bajo el hacha -y cuentan las crónicas que el verdugo anduvo poco afinado…-. El guion prefiere focalizar su mirada sobre la relación de ambas, ajustando la enjundia restante a generalidades que incluyen lo común en toda corte: tramar y conspirar, además de escorar hacia la cuestión hereditaria, algo que pasa necesariamente por la capacidad de procrear.

Es la primera cinta de la acreditada escenógrafa británica Josie Rourke, y su doble condición -de persona familiarizada con el mundo teatral y de mujer- ayuda a singularizar la película, elevándola por encima de la media. Contribuyen también de forma especial las dos actrices protagonistas, que se toman muy en serio sus roles y logran introducir carga emotiva en un entorno déjà vu, con secundarios tópicos y desdibujados, con los que resulta complicado empatar. Si Saoirse Ronan (1994) se confirma acrisolada actriz, Margot Robbie (1990) impacta en cada uno de sus primeros planos. Que reluzcan radiantes ambas no impide que la directora sobreexponga en exceso a la primera, aunque haya evitado -cabe suponer que por alguna argucia de estilo- hacer coincidir a ambas intérpretes en un mismo plano. Súmese una atinada batería de vistosas localizaciones británicas (Highlands incluidas) y el balance final resultará positivo. No es poco para un género tan escasamente palomitero como el histórico tomado en serio, ahora injustamente confinado a la pequeña pantalla.

«MARY, QUEEN OF SCOTS»

Gran Bretaña, 2019.

Directora: Josie Rourke.

Intérpretes: Saoirse Ronan, Margot Robbie, Joe Alwyn, Jack Lowden, David Tennant, Guy Pearce, Ian Hart, Martin Compston, Brendan Coyle, Gemma Chan, Eileen O’Higgins, Liah O’Prey, James McArdle, Benny Bereal, Ismael Cruz Cordova.

Drama.

124 minutos.

Comentarios

«María, reina de Escocia», dos actrices en estado de gracia en la corte británica