Una serie televisiva, conducida por el actor Morgan Freeman, explora la religión como factor de unión social

El canal National Geographic estrenará en breve la tercera temporada de la serie documental «The Story of God», compuesta por seis episodios

Morgan Freeman, conductor de la serie documental, en una de sus estancias en la India
Morgan Freeman, conductor de la serie documental, en una de sus estancias en la India

Los Ángeles / afp

En su carrera cinematográfica, Morgan Freeman ha hecho el papel de Dios. En la vida real, dice ser «innegablemente» creyente: «Creo en Dios» y punto... No da más explicaciones. Pero el oscarizado actor recorrió más de 120.000 kilómetros y visitó 30 ciudades para tratar de descifrar los misterios de la espiritualidad en el mundo. ¿Existe un Dios en la tierra? ¿Quién es el diablo? ¿Cómo se manifiesta? ¿Qué son los mandamientos? ¿Qué hay detrás de los secretos de las religiones?

Freeman dijo que en este largo viaje entendió que la religión, la creencia en un dios, sirve de «pegamento» social. «En casi toda sociedad, sin importar la religión, el punto es mantener a la gente funcionando como una unidad». La tercera temporada de The Story of God, de seis episodios, se estrenará en breve en la cadena National Geographic.

La producción tuvo acceso a «diosas vivientes» en Nepal, a la corona de espinas de Jesús en la catedral de Notre Dame en París, a una médium en Vietnam, y a la basílica de la Natividad en Belén.

El estreno de esta tercera entrega fue aplazado tras las acusaciones de acoso sexual contra Freeman, pero la cadena poco después decidió seguir con el programa tras una investigación. ¿Cree que estas acusaciones afectaron a su reputación, a su carrera? «No», responde seco el actor de 81 años. La serie entra en detalle en su análisis de la religión, de los rituales, pero evita abordar temas de la actualidad, como los escándalos de pederastia que azotan a la Iglesia católica.

Bondad y pederastia

«Una de las cosas que nos enorgullece es que realmente mostramos la luz de la bondad y el bienestar», dijo Lori McCreary, productora ejecutiva del show junto a James Younger y Freeman.

«A veces hablamos de lo que es diferente en la religión y lo que hace que la gente se separe. Pero creo que uno de los puntos de esto, especialmente con Morgan a la cabeza, es unir a la gente. Y luego si hay noticias sobre lo que está pasando en la Iglesia católica, eso lo están cubriendo bien otros medios», arguyó McCreary.

«Bien dicho», celebró Freeman, que dijo que fe y política deben mantenerse separadas, consultado sobre el rol que la religión juega en muchos conflictos mundiales y la influencia creciente que tiene en el Gobierno de Trump.

Comentarios

Una serie televisiva, conducida por el actor Morgan Freeman, explora la religión como factor de unión social