Keith Flint, el rostro irreverente de la fusión entre rock y electrónica

Su impactante aparición en el video de «Firestarter» de The Prodigy, le convirtió en un personaje icónico de los noventa

Keith Flint, vocalista de The Prodigy
Keith Flint, vocalista de The Prodigy

redacción / la voz

La imagen mostrada en aquel vídeo quedó asociada a Keith Flint para siempre. Rodada en blanco y negro, la pieza audiovisual de Firestarter (1996) mostraba al vocalista arrebatado en un túnel de metro con su inquietante aspecto cyberpunk. Era la primera vez que tomaba la voz cantante en The Prodigy y lograba que esos tres minutos y pico entrasen en la historia de la música popular.

Eran tiempos de fusión entre el rock y la electrónica, impulsada por la cultura de los festivales. La mezcla necesitaba himnos y Firestarter fue uno de ellos. Con este tema y, luego, con Breathe, Keith Flint dejaba de ser el bailarín del grupo y pasaba a ser su vocalista. Lo hacía en el momento en el que la banda se disparaba al estrellato. El elepé The Fat Of The Land (1997) los hizo célebres. Se convirtieron en la punta de lanza de lo que se llamó big-beat junto a Chemical Brothers y pasaron a ser una apuesta segura en los festivales.

En el año 2005 visitaron Vigo. Prodigy ofreció un concierto en Castrelos, dentro de la gira de Always Outnumbered Nerver Outgunned (2004). En las gradas del parque retumbaron sus graves sísmicos y el chorro de su energía. Además de tablas de surf, Flint pidió un camerino especial a pie de escenario para poder cambiarse varias veces de la manera más rápida posible.

La trayectoria de Flint no se queda en The Prodigy, cuyo último disco fue No Tourist (2018). También lanzó un disco a su nombre, Device #1 (2003), de orientación punk rock. Además, colaboró con Caspa en el single War, formó parte de Clever Brains Fryin’ e intervino con Sleaford Mods en Ibiza.

Pareja de la DJ japonesa Mayumi Kai, Flint igualmente era un apasionado del motociclismo. De hecho, tenía su propio equipo, Team Traction Control. Compitió en el campeonato británico de supersport como parte del paquete del campeonato británico de superbikes.

El cuerpo sin vida de Flint fue hallado en su casa de Brook Hill, Donmow (Essex), a primera hora de esta mañana. En la página web de su banda se podía leer: «Con la conmoción y la tristeza más profundas, podemos confirmar la muerte de nuestro hermano y mejor amigo Keith Flint. Un verdadero pionero, innovador y legendario. Lo extrañaremos siempre». Más tarde, Liam Howlett, su compañero certificaba en la cuenta oficial de Instagram de Prodigy que se trataba de un suicidio. Tenía 49 años. 

Comentarios

Keith Flint, el rostro irreverente de la fusión entre rock y electrónica