Netflix no participará en el Festival de Cannes por segundo año consecutivo

Filmes como «El irlandés» de Scorsese esquivan el certamen francés porque la plataforma de contenidos en «streaming» no acepta las exigencias de la organización

El director Alfonso Cuarón, durante el rodaje de «Roma», que el año pasado no participó en Cannes por las exigencias que el festival imponía a Netflix
El director Alfonso Cuarón, durante el rodaje de «Roma», que el año pasado no participó en Cannes por las exigencias que el festival imponía a Netflix

MADRID

Netflix tampoco estará este año en el Festival de Cine de Cannes que se celebrará entre los días 14 y el 25 de mayo. A pesar de haber intentado llegar a un acuerdo con la dirección del certamen francés, la plataforma web de streaming no concurrirá con ningún título en la selección oficial, debido a su negativa de cumplir con los requisitos impuestos por la organización. La compañía tampoco presentará películas fuera de competición.

Según informa Variety, las negociaciones entre Netflix y Cannes no han llegado a buen puerto. El responsable de contenidos de la plataforma, Ted Sarandos, y el director artístico del festival, Thierry Frémaux, tuvieron una extensa reunión en Los Ángeles, ciudad en la que estuvo Frémaux con motivo de un encuentro organizado por la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood. Pero las conversaciones han sido en vano, ya que no se ha encontrado un encaje que permita a la plataforma volver a Cannes. No obstante, señala la publicación estadounidense, el diálogo entre ambas partes ha sido muy cordial, lo que no descarta un acuerdo que se plasme en futuras ediciones

El festival tiene como uno de sus requisitos que las películas que entren en competición en selección oficial tengan distribución en cines en Francia, algo que la plataforma no quiere cumplir. Ningún representante de Netflix o del Festival de Cannes hizo comentario alguno sobre lo publicado por Variety.

Cannes, en busca de Scorsese

Las negociaciones entre Netflix y Cannes se reactivaron tras lo sucedido con Roma, la película con la que el mexicano Alfonso Cuarón obtuvo el León de Oro en el Festival de Venecia y el Óscar al mejor director y que fue rechazada por Cannes, después de que Netlix se negase a cumplir con los requisitos del certamen.

Frémaux buscaba estrenar The Irishman, el proyecto de Martin Scorsese, en la Croisette -de hecho, llegó a viajar hasta el Festival de Marrakech, donde se le hacía un homenaje al cineasta, para entrevistarse con él- pero parece que no será posible.

No obstante, la negativa de Netflix no está relacionada con la película de Scorsese, aún en proceso de posproducción, puesto que el largometraje no estará preparado para su estreno hasta al menos el próximo verano, coincidiendo con un previsible paso por la Mostra de Venecia.

Por otra parte, los títulos que sí estarían afectados por la decisión de la plataforma serían The Laundromat, un filme de Steven Soderbergh protagonizado por Meryl Streep; un proyecto sin título de Noah Baumbach; The King, cinta protagonizada por Timothée Chalamet, y Uncut Gems, un proyecto de los hermanos Safdie. Por otro lado, Netflix sí planea enviar un equipo para adquirir películas que se presenten al festival para su distribución fuera de territorio francés.

El desencuentro entre Cannes y Netflix comenzó después de la edición del 2017, en la que participaron en la selección oficial dos títulos de la plataforma: la surcoreana Okja, de Bong Joon-ho, y la estadounidense The Meyerowitz Stories, de Noah Baumbach. Los propietarios de salas de cines y las distribuidoras hicieron una sonora queja ante la política de Netflix, que no contempla un estreno comercial en salas sino que apuesta por un lanzamiento simultáneo o, directamente, por el estreno en exclusiva en su plataforma, no ofreciendo datos de público o audiencia en ninguno de los casos.

Estrenos de Tarantino y Gray

De hecho, el presidente del jurado de aquel año, el español Pedro Almodóvar, declaró que le hubiera parecido «paradójico» que la ganadora de la Palma de Oro no tuviese un estreno comercial en salas de cine. Para la edición del 2018, el certamen modificó sus reglas, obligando que los títulos que entrasen a competición tuvieran un lanzamiento comerciales en cines franceses.

La respuesta de Netflix fue llevar Roma de Cuarón y El otro lado del viento, la película perdida de Orson Welles, al festival de Venecia, cuyo director, Alberto Barbera, hizo caso omiso a las demandas de las distribuidoras italianas, como ha sucedido este año en la Berlinale, en la que plataforma compitió con Elisa y Marcela, de Isabel Coixet.

Las actrices Natalia de Molina y Greta Fernández en una escena de «Elisa y Marcela», película de Coixet que se presentó en la pasada Berlinale
Las actrices Natalia de Molina y Greta Fernández en una escena de «Elisa y Marcela», película de Coixet que se presentó en la pasada Berlinale

La relación entre Netflix y Cannes sigue estando en el foco de atención de los medios de comunicación y figuras de la industria cinematográfica. Este año, la 72.ª edición del festival tendrá mayor presencia de cine estadounidense que otros años, ya que estarán en la Croisette Érase una vez en... Hollywood, de Quentin Tarantino, y Ad Astra, de James Gray.

Comentarios

Netflix no participará en el Festival de Cannes por segundo año consecutivo