La historia de Mötley Crüe, un delirio de rock y excesos

El biopic de la banda americana que se ha estrenado en Ntflix recrea la macabra historia de la banda de Nikki Sixx

ESCENA DE «THE DIRT»
ESCENA DE «THE DIRT»

Habitaciones incendiadas, televisores por la ventana, clubes de estriptis, matrimonios rotos por infidelidades con actrices porno, montañas de cocaína, jeringuillas en las venas, Jack Daniels a morro, pelos largos, maquillaje y hard-rock. La historia de los angelinos Mötley Crüe fue todo eso. Y eso es lo que retrata The Dirt, el biopic de una de las bandas más excesivas y desmadradas de la historia del rock que se puede ver en Netflix.

En pleno auge de las películas musicales, el director Jeff Tremaine plantea este filme desde el punto de vista de Nikki Sixx, el bajista del grupo. Un hombre de infancia difícil -denunció a en falso su propia madre para librarse de ella y no llegó a conocer nunca al progenitor- que vio en el rock su vía de escape y reafirmación.

Se juntó con tres tipos de su calaña, Tommy Lee, Mick Mars, Vince Neil y Neil Strauss. Y montó una de las bandas más célebres del hard-rock americano de los ochenta. Su filosofía consistía en hacer shows de estadio aunque tocasen en un garito. Al final, terminaron reinando en los grandes recintos.

En la película, que se basa en el libro Los trapos sucios, se retrata todo con euforia, pero también con claroscuros: bajones de la droga, las muertes próximas a la banda e incluso alguna resurrección inesperada. Da la sensación de que todo esto se podía afilar mucho más, para trascender al filme entretenido sin más que es.

THE DIRT

***

Estados Unidos, 2019

Dirigida por Jeff Tremaine

Intérpretes: Douglas Booth, Machine Gun Kelly, Daniel Webber y Iwan Rheon

Comentarios

La historia de Mötley Crüe, un delirio de rock y excesos