Chory: «Estoy agradecida de haber contribuido a un futuro mejor para las generaciones venideras»

La bióloga estadounidense advierte de la «inminente amenaza del cambio climático» y se muestra esperanzada de  «la oportunidad para que la ciencia y la tecnología cambien la situación nunca ha sido mayor»

La bióloga Joanne Chory, galardonada con el Premio de Investigación Científica y Técnica 2019 junto a Sandra Myrna
La bióloga Joanne Chory, galardonada con el Premio de Investigación Científica y Técnica 2019 junto a Sandra Myrna

Redacción

La bióloga Joanne Chory, galardonada con el Premio de Investigación Científica y Técnica 2019 junto a Sandra Myrna, ha manifestado tras conocer el fallo del jurado que se siente «profundamente agradecida de que mi formación como bióloga me permita contribuir a un futuro mejor para las generaciones venideras», recoge Europa Press. Ambas son pioneras en el conocimiento de la biología de las plantas, que son transcendentales en la lucha contra el cambio climático y la defensa de la diversidad biológica.

Chory asegura sentirse «tremendamente honrada de haber sido elegida para este prestigioso Premio junto con la ecóloga Sandra Díaz». «Con la inminente amenaza del cambio climático, la humanidad se encuentra en una encrucijada fundamental y la oportunidad para que la ciencia y la tecnología cambien la situación nunca ha sido mayor», añade.

Biografía

Joanne Chory (Methuen, EEUU, 19 de marzo de 1955) se graduó en Biología en el Oberlin College (Ohio) y se doctoró en Microbiología en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign en 1984. Realizó estudios postdoctorales en Harvard y en 1988 se incorporó al Instituto Salk, donde ha ocupado diversos puestos, entre ellos el de directora de Investigaciones y del Laboratorio de Biología Celular y Molecular de Plantas.

Desde 1997 es investigadora del Howard Hughes Medical Institute y, desde 1999, es también profesora asociada de la Universidad de California en San Diego. Su campo de investigación se ha centrado en el estudio de los mecanismos que regulan el funcionamiento de las plantas, desde el nivel molecular hasta el celular, así como las reacciones de estas a condiciones ambientales de estrés.

Para llevar a cabo sus investigaciones ha utilizado un organismo modelo, la Arabidopsis thaliana, desvelando aspectos relevantes sobre los genes implicados en funciones como la sensibilidad a la luz, las hormonas que regulan el crecimiento de la planta y la respuesta ante el estrés hídrico.

Son especialmente reconocidas sus aportaciones sobre el papel del fitocromo, una proteína vegetal sensible a la luz roja e infrarroja, y la corregulación de genes que participan en la fotosíntesis. También estudia el desarrollo de plantas capaces de absorber hasta 20 veces más dióxido de carbono del aire que las normales liderando la Harnessing Plant Initiative del Instituto Salk.

Se trata de un proyecto de investigación que lucha contra el calentamiento global y, por tanto, el cambio climático, a través de la optimización de la capacidad natural de las plantas para capturar y almacenar el dióxido de carbono y adaptarse a distintas condiciones climáticas, utilizando para ello las técnicas de edición genética más innovadoras, como la CRISPR.

Su trabajo ha sido reconocido con, entre otros, el Premio L'Oreal-Unesco para Mujeres en Ciencia, el Breakthrough en Ciencia de la Vida y el Gruber Prize in Genetics. Es miembro electo de The Royal Society (Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2011), de la American Association for the Advancement of Science (AAAS) y de la Academia de Ciencias de Francia, entre otras.

Las biólogas Joanne Chory y Sandra Myrna, Princesa de Investigación por su aportación contra el cambio climático

La Voz
Joanne Chory y Sandra Myrna Díaz, Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2019
Joanne Chory y Sandra Myrna Díaz, Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2019

Las galardonadas son pioneras en el conocimiento de plantas trascendentales para combatir el calentamiento global

La estadounidense Joanne Chory y la argentina Sandra Myrna Díaz, especialistas en biología vegetal y estudiosas del impacto de la crisis climática, han sido reconocidas con el Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2019. El trabajo que desarrollan ambas biólogas por separado las ha situado en la vanguardia de nuevas líneas de investigación en torno a la crisis climática y sus efectos, y en la defensa de la biodiversidad. El jurado ha decidido distinguir a ambas biólogas por sus «contribuciones pioneras» al conocimiento de la biología de las plantas, que son «trascendentales para la lucha contra el cambio climático y la defensa de la diversidad biológica». 

Seguir leyendo

Comentarios

Chory: «Estoy agradecida de haber contribuido a un futuro mejor para las generaciones venideras»