«Padre no hay más que uno», la «gran familia» de Santiago Segura

El realizador, cómico y creador del universo Torrente firma una comedia que es un «remake» del éxito del cine argentino «Mamá se fue de viaje» (Ariel Winograd, 2017)

Fotograma del filme de Santiago Segura «Padre no hay más que uno»
Fotograma del filme de Santiago Segura «Padre no hay más que uno»

Es cosa sabida su reconocida admiración por el clásico La gran familia (Fernando Palacios, 1962), pero es, sobre todo, del filme Mamá se fue de viaje (Ariel Winograd, 2017) de donde proviene la última película de Santiago Segura. Respecto a la primera, nunca ha escondido este director su cariño por la cinematografía española de los años 50 y 60 (véase su recuperación del actor Tony Leblanc), y respecto a la segunda no es este el primer remake de ese éxito del cine argentino reciente. Segura, como en su anterior cinta, Sin rodeos (2018), recurre a versionar una película (comedias en ambos casos) existente, pero sin renunciar a ciertos elementos propios.

Padre no hay más que uno es una obra amable para todos los públicos (nada más lejos de su saga torrentil), una comedia blanca y familiar sobre un padre -él mismo- poco implicado en la crianza real de sus cinco hijos, que debe quedarse al cuidado de la prole cuando su mujer, harta de todo, decide tomarse unas merecidas vacaciones.

Nadie puede negar a estas alturas a Segura su olfato para el negocio (es único para atinar con los gustos del público mayoritario), ni su valía como profesional de la autopromoción. Este filme cuenta con las (habituales) colaboraciones de amiguetes del realizador, con cameos de personajes de moda, con el fichaje de ídolos teenagers de Internet e incluso con la iniciación ante las cámaras de sus propias hijas. Vamos, todo un pack. Y, en general, no le sale demasiado mal.

El largometraje gana, y mucho, cuando se cede protagonismo a los niños (estupendos todos ellos); tiene acertados gags, como las situaciones ocasionadas por el chat de madres o por sus secuencias corales, y, aunque peca de cierto conservadurismo en su defensa de la familia en el sentido más tradicional, y no da demasiada cancha a sus personajes femeninos, no deja de ser una película resultona para pasar un rato agradable.

«PADRE NO HAY MÁS QUE UNO»

España, 2019.

Director: Santiago Segura.

Intérpretes: Santiago Segura, Toni Acosta, Silvia Abril, Leo Harlem, Luna Fulgencio, Carlos G. Morollón, Calma Segura, Sirena Segura.

Comedia.

96 minutos.

Valora este artículo

0 votos
Tags
Comentarios

«Padre no hay más que uno», la «gran familia» de Santiago Segura