Parkinson, el fotógrafo que sacó el retrato de moda del estudio a la calle

La Barrié muestra 80 imágenes que resumen seis décadas de carrera del británico

Los Beatles, retratados por Norman Parkinson en 1963
Los Beatles, retratados por Norman Parkinson en 1963 Cortesía de Iconic Images

redacción / la voz

En septiembre de 1963 los Beatles ya saben lo que es el éxito de masas. Con Please Please Me en el número uno y tras cuatro giras por el Reino Unido empiezan a anticipar el fenómeno fan bautizado como Beatlemanía, aunque todavía no han perdido una inocencia juvenil que se mueve entre el asombro y la diversión gamberra. Así los capturó con su cámara, el 12 de ese mes, Norman Parkinson (Londres, 1913-1990), el fotógrafo británico que durante seis décadas retrató a celebridades del cine y la música, pero, sobre todo, los fulgurantes cambios del mundo de la moda.

Norman Parkinson, trabajando en 1960 con Nena von Schlebrügge
Norman Parkinson, trabajando en 1960 con Nena von Schlebrügge Cortesía de Iconic Images

La imagen de los Beatles es una de las 80 incluidas en la muestra Norman Parkinson: siempre con estilo, que la Fundación Barrié acoge -en primicia para España- en su sede coruñesa entre el 10 de este mes y el 19 de enero. Una síntesis de toda una vida de trabajo: «Fue muy difícil elegirlas», admite Terence Pepper, comisario de la exposición con el apoyo de Alex Anthony e Iconic Images.

Parkinson abrió su estudio en 1934, década de la que han sobrevivido escasas imágenes, ya que fueron destruidas durante la guerra. Pero los años posteriores fueron fructíferos, en los que pasaron ante el objetivo de Parkinson Audrey Hepburn, Montgomery Clift, Gregory Peck o Katherine Hepburn, y modelos como Twiggy o Nena Von Schlebrügge, además de Iman y Jerry Hall, cuyas carreras contribuyó a lanzar. «Era especial descubriendo modelos», confirma Pepper, quien define la muestra como «los hitos, los grandes éxitos» de un profesional que triunfó en vida y que transformó la fotografía de moda, al sacarla del entorno controlado del estudio y llevarla a la calle.

Terence Pepper, comisario de la exposición de Norman Parkinson
Terence Pepper, comisario de la exposición de Norman Parkinson

Esto mismo permite que los retratos de Parkinson sean «mucho más que moda», según Pepper, ya que son documentos de su tiempo y, también, composiciones estéticas. «La gente aún quiere ver fotos bien hechas y que han perdurado», en estos tiempos de imágenes fugaces y desechables, aunque el comisario advierte que Parkinson, siempre atento a avances y novedades, habría sabido adaptarse sin problemas a este nuevo contexto. En el fondo, era un maestro del retrato, alguien que se ganaba la confianza de su modelo y que gracias a esa relación especial y su mirada captaba su esencia: como con los cuatro Beatles.

Comentarios

Parkinson, el fotógrafo que sacó el retrato de moda del estudio a la calle