¿Por qué Brook? Porque «Why?»

La Fábrica de Armas se vuelca en el estreno del maestro del teatro, en una lección sobre arte y libertad

Un momento del estreno en España de  Why?
Un momento del estreno en España de "Why?"

Tres actores desprovistos de disfraz, un escenario desprovisto de disfraz y una Fábrica de Armas desprovista de su raíz: deconstruida, en chasis, un esqueleto vivo. Y un texto magnífico, hipnótico, lleno de la esencia del teatro. Una lección impartida desde el magisterio de Peter Brook, un nonagenario que no olvida, que aprecia la memoria y la importancia de lo pasado. El estreno ayer de Why? en Oviedo, en la Semana de los Premios, se saldó con un lleno absoluto de un público que reflexionó inteligentemente sobre el teatro como metáfora del arte y de la libertad.

Un momento del estreno en España de  Why?
Un momento del estreno en España de "Why?"

Escrita y dirigida por Brook y su mujer, Marie-Hélène Estienne, interpretada por unos arrebatadores Hayley Carmichael, Kathryn Hunter y Marcello Magni y con la compañía del piano de Laurie Blundell (un piano tímido que solo subraya), Why? se pregunta qué es el teatro y en esa ingeniosa y feliz respuesta está el hilo conductor que desemboca en los grandes hombres del teatro rusos. Stanislavski, el poeta Maiakovski y finalmente Meyerhold. Sobre la tragedia de Meyerhold y su pareja Zinaida Reich se asienta finalmente Why? Es decir, sobre la barbarie estalinista, sobre las purgas comunistas de la década de los años 30 que devoran las vanguardias y el enorme talento artístico acumulado durante décadas. Un Meyerhold encarcelado en Siberia con la única compañía de su abrigo.

Fusilado un 2 de febrero de 1940 (pronto se cumplirán 80 años de su muerte), Peter Brook centra en Meyerhold toda la simbología de la libertad y del arte como catalizador, como liberador. «El teatro es un arma muy peligrosa», se percató atinadamente Meyerhold. Pero antes de llegar a ese pasillo, Why? hace un repaso de la arquitectura del teatro, del cimiento que alimenta el arte teatral y de la intrepretación. Con sonrisas y lágrimas, con tres actores iluminados levemente por fuera pero muy intensamente por dentro, con la complicidad del público, Carmichael, Magni y Hunter despliegan su talento, teatro en vena.  Y hacen reflexionar a la audiencia sobre qué emoción es más real, la artística o la de la vida corriente. ¿Para qué sirve el teatro?, se preguntan Brook y Estienne. La respuesta está en Why?, todo un juego de palabras y de acertijos que Asturias está dispuesta a desentrañar.

Tags
Comentarios

¿Por qué Brook? Porque «Why?»