Aleksandra Dulkiewicz: «Mi sueño es que todo el mundo se sienta bien en Gdansk»

La alcaldesa de Gdansk ha puesto en marcha un modelo de integración de inmigrantes

La alcaldesa de Gdansk
La alcaldesa de Gdansk

La alcaldesa de Gdansk, Aleksandra Dulkiewicz, que el viernes recogerá el Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2019 concedido a la ciudad polaca por su lucha y fortaleza frente a la opresión de diferentes movimientos totalitarios, ha defendido este miércoles que los regidores son responsables de garantizar la convivencia. Dulkiewcz ha participado en Gijón en un encuentro con cerca de 700 niños de trece colegios asturianos que han participado en la actividad «Corcondantes» del programa cultural «Toma la palabra» que tiene por objetivo difundir la actividad de los galardonados.

«Mi sueño es que todo el mundo se sienta bien en Gdansk», ha afirmado la regidora, que forma parte del partido liberal de centro-derecha Plataforma Ciudadana, una formación que obtuvo el 82% de los votos en las pasadas elecciones locales y que, a nivel nacional, es la principal fuerza de la oposición en la Polonia dominada por los nacionalistas de Ley y Justicia. Dulkiewc llegó a la alcaldía tras la muerte de su predecesor, Pawel Adamowicz, alcalde de esta ciudad portuaria durante los últimos 20 años, quien falleció asesinado a cuchilladas en enero.

A pesar de que la situación «no fue fácil», en ese momento decidió continuar la labor de Adamowicz y aprovechar el «trágico» acontecimiento para sacar «unas conclusiones» que ayudaron a que los vecinos tuvieran una visión más tolerante, algo que, a su juicio, debe empezar por uno mismo. Dulkiewcz ha afirmado que el fomento de la tolerancia y la concordia entre la población es un «proceso muy difícil», pero ha defendido que incluso cuando se discrepa hay que ser capaz de hablar el uno con el otro «de forma civilizada».

Gdansk puso en marcha en 2016 un modelo de integración de inmigrantes, ya que, según ha aseverado, los inmigrantes van a seguir llegando al país «aunque el gobierno polaco diga que no». Además, ha defendido que el alcalde es «responsable de preparar una ciudad para convivir con otras personas que pueden provenir de culturas muy diferentes» y trabajar por lograr una ciudad en la que se viva «bien».

El modelo está pensado para evitar conflictos, ha explicado Dulkiewcz, quien ha apuntado que cuando se producen ataques racistas la Policía y el Ayuntamiento condenan «decididamente» estas agresiones. Dulkiewcz ha llegado al colegio Miguel de Cervantes en bicicleta junto a de la alcaldesa de Gijón, Ana González, y de la directora del centro, Ángeles García, y a su llegada han bailado al ritmo de la canción «Happy» que ha tocado la Gdansk Downtown Brass.

Posteriormente, los alumnos le han dado la bienvenida en polaco, inglés y asturiano y le han cantado Asturias patria querida y la canción «Nun tien por qué desapaecer», sobre el futuro de la llingua asturiana.

Comentarios

Aleksandra Dulkiewicz: «Mi sueño es que todo el mundo se sienta bien en Gdansk»