Las brujas se aparecen en vídeo

Jesse Jones presenta en el Guggenheim «Temblad, temblad», una pieza que explora la relación de la brujería con el feminismo y para la que investigó a las meigas

La actriz irlandesa Olwen Fouéré interpreta a la bruja
La actriz irlandesa Olwen Fouéré interpreta a la bruja

redacción / la voz

Dos enormes pantallas de vídeo en las que se aparece la figura gigantesca de una bruja: constituye el cuerpo central de la obra Temblad, temblad, la propuesta que la artista irlandesa Jesse Jones (Dublín, 1978) lleva esta semana al museo Guggenheim de Bilbao. La pieza, que combina cine, escultura, acciones en directo y sonido, propone la visión de la brujería en relación con el feminismo y conceptos como la lucha de clases. La hechicera, que interpreta la actriz también irlandesa Olwen Fouéré, se presenta como un paradigma feminista y disruptivo que tiene el potencial de transformar la realidad y que presenta la brujería como herramienta emancipadora para las mujeres.

Jones creó originalmente Temblad, temblad en el 2017 para el pabellón irlandés de la 57.ª edición de la Bienal de Venecia. Desde entonces, la artista ha adaptado la obra a los nuevos contextos, en Europa y Asia, donde se ha ido exponiendo. Para ello, investiga la etnografía de cada lugar. En el caso del Guggenheim bilbaíno, indagó en la historia de la brujería en el País Vasco y sus ritos. Le dedicó una atención especial al tradicional cerillo de difuntos o argizaiola, que todavía se usa en algunos pueblos. También recorrió lugares, históricos, cuevas, archivos y museos, tantos vascos como navarros, y algunos objetos que se usaban en ritos y prácticas de carácter esotérico han acabado por formar parte de la propuesta de Jones para el Guggenheim.

Un proceso investigador que la creadora amplió al norte peninsular y el que trabajó también con las figuras de las meigas en Galicia. Como explica Manuel Cirauqui, comisario de la muestra, «Jesse Jones es una artista irlandesa y su proyecto Temblad, temblad gira en torno al paganismo celta. A la hora de abordar este proyecto para el Museo Guggenheim Bilbao, la artista investigó sobre las practicas paganas en el norte peninsular y particularmente, vio en Galicia una región donde el paganismo celta tiene un protagonismo fundamental». 

Silvia Federici

En sus investigaciones, Jones contó con la colaboración de la escritora y profesora Silvia Federici, autora también de libro Calibán y la bruja, determinante en el proyecto de la artista irlandesa, así como referentes propios de Irlanda como Jonathan Swift. También la propia situación de su país también informa la pieza, ya que refleja los debates sobre la legislación del aborto. «Me interesa saber cuál ha sido el contexto en el que los cuerpos de las mujeres han llegado a ser controlados por el Estado y me parecía muy importante analizar este tema en el entorno de la persecución de las brujas», afirma Jones, quien además de estas figuras estudió los esfuerzos por reprimirlas, como fue en los entornos católicos el de la Inquisición. O, por ejemplo, la intervención de Simone Veil ante el Parlamento francés en la década de los setenta al respecto del aborto.

Temblad, temblad incluye también un componente de actuación en vivo además del vídeo, que contempla la intervención de una oficiante.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Las brujas se aparecen en vídeo