Pablo Gil Vico: «El estallido de la Guerra Civil difuminó muchos recuerdos del Octubre asturiano»

Marcos Gutiérrez REDACCIÓN

CULTURA

Pablo Gil Vico
Pablo Gil Vico

El doctor en Historia Contemporánea desgrana en Verdugos de Asturias las causas y consecuencias reales de Octubre del 34, la última gran revuelta obrera de Europa

17 nov 2019 . Actualizado a las 09:38 h.

Pablo Gil Vico es doctor en Historia Contemporánea por la Universidad Autónoma de Madrid y experto en el funcionamiento de la justicia militar republicana y franquista. Además de varios trabajos centrados en temas como, el indulto, el entramado represivo franquista o la sanjurjada, es autor de la obra La noche de los generales: militares y represión en el régimen de Franco y coautor de Violencia roja y azul (Ediciones Trea). Del estudio de la violencia política durante la Segunda República surge Verdugos de Asturias. La violencia y sus relatos en la revolución de Asturias de 1934. Sostiene que en «la sublevación de julio de 1936, Octubre de 1934 tuvo un peso muy limitado», mientras que la derrota electoral de febrero de 1936, «con el consiguiente alejamiento del poder por parte de la derecha» fue fundamental.

-¿Cuál fue la semilla de Verdugos de Asturias. La violencia y sus relatos en la revolución de Asturias de 1934?

-La violencia política me interesa en todas sus formas y siempre me ha suscitado curiosidad que un acontecimiento como el Octubre asturiano, tan relevante en su día como aludido hoy, se siga despachando con las mismas referencias que en 1980. Como suelo ir anotando en mi memoria aquellas pistas documentales que voy encontrando en mi camino, tenía echado el ojo a un par de legajos que localicé cuando elaboraba mi tesis doctoral. Mucho después cayó en mis manos un amplio expediente sobre la represión de la fuerza pública en la población palentina de Barruelo de Santullán. Desempolvé entonces aquellos legajos y todo me llevaba al archivo de Ferrol. Cuando comencé a indagar en él, vi que el libro tenía que ampliar sus pretensiones iniciales y el resultado ha sido Verdugos de Asturias.