Los ladrones de París aman a Banksy

Tres detenidos por robar una obra del grafitero británico que todavía no ha sido localizada

El grafitero británico pintó su obra en una señal en el aparcamiento del museo
El grafitero británico pintó su obra en una señal en el aparcamiento del museo

París / e. la voz

Tres hombres, sospechosos de haber robado una obra del célebre artista urbano Banksy junto al museo Pompidou en París, han sido detenidos esta semana, pero la obra, una rata dibujada sobre el panel de información del aparcamiento de la entidad, no ha sido localizada. Dos de los arrestados han sido puestos en libertad, mientras que un tercero estaba este jueves pendiente de comparecer ante el juez para una eventual inculpación.

En los registros realizados durante la operación, la policía ha podido recuperar varias obras del artista británico, entre las que no se encuentra la que buscaban, y las están analizando para verificar que se trata de originales. Banksy, que mantiene celosamente en secreto su identidad, reivindicó en su cuenta de la red social Instagram las obras que había realizado en las calles de París en el verano de hace dos años. Había ido dejando sus grafitis junto a la Sorbona, en las inmediaciones de un campamento de inmigrantes, en unas escaleras de Montmartre o sobre la puerta de la sala Bataclan.

La tentación de hacerse con una de las obras situadas al alcance de la mano era muy grande. La primera en desaparecer fue la figura que Banksy realizó sobre la puerta de la sala de conciertos parisina en homenaje a las víctimas del ataque terrorista del 2015. Los ladrones, que llevaban el rostro cubierto, actuaron en enero del año pasado, y se llevaron la plancha en la que aparecía la imagen de una persona con el rostro afligido, utilizando una máquina cortadora de metal.

La noche del pasado 1 de septiembre, un vecino del museo Pompidou se asomó a la ventana por culpa de ruidos en la calle que le impedían dormir. Lo que vio frente a su domicilio fue un hombre ataviado con un chaleco amarillo, como si se tratase de un empleado municipal, cortando la cara posterior de un panel informativo de entrada a un aparcamiento, en el que desde junio del 2018 figuraba otra obra de Banksy, un ratón con máscara sobre la boca y un lápiz entre las patas.

El vecino capturó unas imágenes que muestran al hombre «trabajando» durante una hora sin que nadie llegase a molestarlo. Y ello a pesar de que ya se había producido otro intento de robo de esta obra, frustrado por los agentes de seguridad del museo. El Pompidou presentó una denuncia «por robo y degradación en el seno de un espacio que depende de su perímetro».

Comentarios

Los ladrones de París aman a Banksy