La censura que blanquea a Disney+

La plataforma se replantea el regreso de «Lizzie McGuire» por ser demasiado adulta


redacción / la voz

Disney+ acaba de entrar en el mercado del streaming con uno de los catálogos más completos de contenidos familiares. Para configurarlo, todos los títulos presentes en su oferta han sido sometidos a una cuidada revisión y han sido editados cuando la compañía consideró necesario blanquear sus contenidos. Un ejemplo es la famosa película Splash. La icónica sirena encarnada por Daryl Hannah ya no enseña su trasero desnudo como ocurría en la cinta original cuando camina de espaldas a la cámara después de conseguir sus piernas. Ahora, la imagen ha sido retocada y recortada pudorosamente a la altura de la cadera.

La factoría ha hecho un cuidadoso trabajo para que ningún espectador pueda sentirse soliviantado por su oferta, algo que algunos críticos tildan de excesivamente comedido y «puritano».

Este enfoque de lo que debe ser este servicio ha llevado a la factoría a dejar fuera algunos de sus títulos históricos, como es el caso de Canción del sur, una cinta del año 1946 que combinaba animación y acción real y presentaba una visión complaciente de la esclavitud.

En el caso de otros títulos históricos, la plataforma ha optado por incluir advertencias sobre «representaciones culturales anticuadas», como las que aparecen en Dumbo (1941), Peter Pan (1953), La dama y el vagabundo (1955), El libro de la selva (1967) y Los aristogatos (1970).

Los nuevos criterios para configurar este entorno digital seguro han provocado también discusiones entre los equipos encargados de producir nuevas series y películas, como recoge Efe.

Cuando la empresa presentó Disney+, una de las noticias mejor recibidas fue que incluiría la continuación de Lizzie McGuire, una serie que marcó la adolescencia de muchos espectadores y que volvería a ser protagonizada por Hilary Duff para contar la vida adulta de su personaje, ahora con 30 años e instalada en Nueva York.

Lo que parecía una idea perfecta con éxito asegurado pronto se ha convertido en una polémica que ha llevado a la protagonista a pedir públicamente que permitan que el guion de la nueva ficción cuente la vida «real y creíble» de una treintañera.

Una «Lizzie McGuire» treintañera y creíble

Al parecer, tras rodar los dos primeros episodios, en Disney no quedaron satisfechos con el resultado y pidieron ciertos cambios que no gustaron a Duff y supusieron el despido del creador del formato original, Terri Minsky. «Sentí una gran responsabilidad para honrar a los seguidores que, como yo, crecieron viéndose reflejados en Lizzie. Haría un mal trabajo si limitara la realidad de una joven de 30 años para que viva según los límites de la clasificación ‘para todos los públicos’», asegura la actriz en un mensaje de su perfil de Instagram.

View this post on Instagram

Lizzie McGuire

A post shared by Hilary Duff (@hilaryduff) on

En esa publicación, Duff ha pedido expresamente que el rodaje de la ficción continúe con la condición de que si es demasiado «adulta» para Disney+ pueda incluirse en el catálogo de otra plataforma, Hulu, que también pertenece a la compañía y ofrece contenidos adultos como El cuento de la criada. De hecho, después de la compra de Fox su catálogo se llenó de series de animación para adultos como Padre de familia, Futurama y Bob’s Burgers.

Adaptar «Los Simpson» al formato panorámico

Los Simpson se han convertido en la gran excepción del servicio, con su contenido irreverente y su crítica social. En su caso, la llegada a la nueva plataforma ha llevado aparejado un cambio de formato que ha despertado críticas por otros motivos. El servicio de streaming incluye todas las temporadas de la longeva serie, pero en formato panorámico 16:9, en lugar del original 4:3 en el que fueron creadas para los antiguos televisores. Esto hace que una parte de la imagen quede fuera del encuadre y que, en algunos casos, muchos chistes visuales se pierdan. La compañía ha anunciado que solucionará este problema próximamente.

«Apreciamos la paciencia de los fans mientras trabajamos para hacer que todos los episodios de las primeras 19 temporadas (y parte de la 20.ª) estén disponibles en formato 4:3. Esperamos conseguirlo a finales de mayo», aseguró estos días la plataforma, asumiendo así una de las peticiones más repetidas desde que lanzó su plataforma digital.

El desembarco de Disney+ aviva la guerra del «streaming»

Beatriz Pallas

La plataforma de contenidos del gigante del entretenimiento empezará a operar en España el martes. En solo cinco meses de vida en EE. UU. y Canadá, suma ya 28 millones de suscriptores

La guerra del streaming encara uno de sus episodios más esperados: la llegada a Europa, incluida España, de Disney+. En solo cinco meses desde su estreno en Estados Unidos y Canadá, esta plataforma ha sumado más de 28 millones de usuarios y ha logrado tomar impulso para afrontar ahora su expansión internacional. A partir del martes 24, los suscriptores españoles tendrán acceso a sus grandes clásicos y a producciones exclusivas de este nuevo servicio; en total, más de 500 películas, 300 series y 25 producciones originales con las que busca abrirse un hueco en un mercado rebosante, diverso y con marcas ya muy asentadas.

Seguir leyendo

Comentarios

La censura que blanquea a Disney+