«Las chicas del cable» dicen adiós siendo «luchadoras hasta el final»

beatriz pallas REDACCIÓN / LA VOZ

CULTURA

enrique baro ubach

La primera producción de Netflix en España se despide después de cinco temporadas

28 jun 2020 . Actualizado a las 09:52 h.

Las chicas del cable dicen adiós. El próximo 3 de julio, la primera serie que Netflix produjo en España estrena sus capítulos finales, en los que Lidia, Marga, Carlota y Óscar se despedirán demostrando que su amistad está por encima de todo. Para la plataforma de streaming norteamericana, esta ficción que ahora se despide marcó hace cinco años el inicio de su presencia en España. «Es una serie pionera y fue el inicio de nuestra trayectoria conjunta. Hacerlo junto a Bambú ha sido un placer. Los veíamos líderes en el aspecto creativo y de producción y para nosotros estuvo muy claro cuando nos contaron el proyecto de Las chicas del cable», afirma Diego Ávalos, vicepresidente de contenidos originales de Netflix en España. «Gracias a esta serie, que ha viajado y ha conectado con fans alrededor del mundo estamos haciendo lo que hacemos hoy en día en España. Es una serie de amistad, de protagonistas femeninas, que es contemporánea pero, al mismo tiempo, narramos mucho de la historia», subraya.

Una de las grandes conquistas de esta serie es su capacidad para unir frente a la pantalla a varias generaciones, desde las abuelas hasta sus nietas. «Es algo a lo que aspirábamos, pero no de lo manera que lo hemos conseguido. Abarca al público femenino de los 14 años para arriba; se ve de forma conjunta y se comparte», destaca Ávalos.

Para la productora gallega Bambú también marcó un hito en su trayectoria el abrir ese camino de producción para Netflix en España y pasar de trabajar para un público local a estrenar en 190 países al mismo tiempo. «En los tiempos que corrían hace cinco años Netflix tuvo muy claro que esta serie contenía los elementos clave y que encajaba con su idea. Para nosotros fue un sueño pensar que éramos la primera productora española que firmaba con ellos. Por otra parte, sentíamos muchísima responsabilidad, porque sabíamos que de cómo se abriera esa puerta con nosotros podía depender que quisieran seguir apostando por el mercado español», afirma la productora de Bambú, Teresa Fernández-Valdés.