«The Bra»: Realismo, frescura y magia

miguel anxo fernández

CULTURA

Veit Helmer renuncia a la palabra en una película que lo vincula a los grandes del cine cómico

04 ago 2020 . Actualizado a las 08:57 h.

Son compatibles el riesgo y la capacidad de sorprender al espectador, aunque muchas veces es un jugarse los cuartos desde el punto de vista de la producción. Es más fácil hacer taquilla con cualquier nadería atiborrada de tópicos, a veces incluso envuelta en celofán para darle apariencia. The Bra es transgresión pura y dura desde el primer fotograma, pero al mismo tiempo es una invitación honesta a gozar de una película que se parece muy poco a otras, aunque usando mimbres reconocibles. El primero de ellos, una fotografía ajustada al tono de la trama que nos cuenta, en cuadro y en color. Tenemos a un viejo maquinista que vive para su locomotora y que diariamente hace su ruta de carga atravesando literalmente la calle de un pueblo con los riesgos que eso entraña: por ejemplo, llevarse ropa tendida por delante. En una de estas, pesca un sujetador para pasarse media trama obsesionado con quién puede ser su usuaria. No cunda el pánico, pues ni estamos ante una de humor chabacano ni es coartada para exhibicionismo cuartelero.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

Al contrario, la soledad del protagonista nos invita a ser raramente solidarios con su peripecia porque rezuma sensibilidad. El guion reviste a mayores con unos trazos bien ajustados al rostro del actor Pedraj Miki Manojlovic, habitual de Kusturica, director al que tanto por el tono como por la mirada, planea sobre el filme. Realmente es un pobre hombre en busca de amor y puede que lo acabe encontrando. O quizá ya lo tenga y no sea capaz de verlo. Esa atmósfera naíf, de realismo mágico puro y que lo impregna todo, juega su principal baza -además de la anotada fotografía y el acompañamiento musical-, con su renuncia a la palabra. No es un filme silente en sí mismo, porque su sonido ambiental comunica y mucho, pero reduce su expresividad a las miradas -que no gestos- y al encanto que desprende su aire de comedia absurda, vinculada a los grandes clásicos del cine cómico, oscilando entre Buster Keaton y Charlie Chaplin, sin perder de vista al mencionado Kusturica y, por qué no, al Fellini de primera hora. Hay mucho cine en este autor.

«THE BRA»

Alemania, Azerbaiyán. 2018.

Director: Veit Helmer.

Intérpretes: Pedraj Miki Manojlovic, Paz Vega, Denis Lavant, Chulpan Khamatova, Maia Morgenstern, Irmena Chichikova, Boryana Manoilova.