«Zombi Child», un filme que derriba tópicos y clichés

El director francés Bertrand Bonello acepta el desafío de un género sobrexplotado para darle una vuelta de tuerca a un asunto al que insufla dignidad

Detalle de dos escenas de la nueva película de Bertrand Bonello «Zombi Child»
Detalle de dos escenas de la nueva película de Bertrand Bonello «Zombi Child»

Los muertos vivientes gozan hoy de una mala salud audiovisual, asfixiados entre tópicos y clichés. Las balizas que colocaron dos clásicos como Yo anduve con un zombi (Jacques Tourneur, 1943) y La noche de los muertos vivientes (George A. Romero, 1968) ya están irreconocibles. Si el primero trabajaba con vudú, zombis y magia negra, el segundo los convertía en carnívoros hambrientos por aquello de una radiación proveniente del espacio exterior. El terror y el fantástico hacían buen maridaje en torno a unos personajes que ahora tienen su máxima expresión en la serie posapocalíptica The Walking Dead desde que, en el 2010, Frank Darabont y asociados la promovieran para el canal AMC. Francamente, un filón en los últimos tiempos. Quizá por eso, el guionista, músico y director francés Bertrand Bonello asumió el desafío de regresar a los zombis, pero digamos que en serio y abordados desde la antropología. Y lo hizo rodando también en Haití, y además escarbando en la tradición cultural del país caribeño, léase tomando mimbres parecidos a los de Tourneur pero ahorrándonos la tabarra de cadáveres zampándose humanos y chorreando sangre.

Es lo que hace de Zombi Child una propuesta singular y curiosa, aunque parezcan dos películas en una. Pero, insistamos, enfocada de otra manera. Tenemos a cinco chicas internas en la muy elitista La Maison d’Education de la Legión de Honor en Saint-Denis, inaugurada por Napoleón en 1811, en apariencia entregadas a sus cosas. Y tenemos además a una joven haitiana, huérfana a causa del terrible terremoto del 2010, y nieta de un muerto viviente de 1962 que años después regresó al mundo de los vivos. Todo tratado desde una visión historicista y respetando las tradiciones en cuanto a ritos, vudú y sus músicas. Ambos vectores acabarán confluyendo sin estridencias. Bonello opta por planos secuencia y diálogos por momentos dilatados, para confirmar que lo suyo se aleja de tracas y petardos, aunque finalmente deba acudir a la truculencia que el subconsciente del espectador espera en una cinta con zombis. Sin renunciar, eso sí, a un agradecido sustrato de revisión histórica asociada al pasado colonial francés. Al fin, una inteligente operación de derribo.

«ZOMBI CHILD»

Francia, 2019.

Dirección, guion y música: Bertrand Bonello.

Fotografía: Yves Cape

Intérpretes: Louise Labeque, Wislanda Louimat, Adile David, Ninon Francois, Mathilde Riu, Bijou Mackenson, Katiana Milfort, Sayyid El Alami.

Género fantástico.

103 minutos.

Comentarios

«Zombi Child», un filme que derriba tópicos y clichés