Los editores mejoran su previsión de pérdidas pese al descenso de exportaciones al 50 %

En lo que se refiere a la ficción, libro infantil y juvenil y ensayo «más ligero», puede que las pérdidas estén entorno a un 10 o 12 %


Madrid / EFE

Aunque las previsiones de pérdidas de facturación de la industria editorial por la pandemia han mejorado algo respecto a las estimaciones iniciales y se sitúan ahora en más de un 20 por ciento global para 2020, el «palo» principal vendrá de las exportaciones, que se van a reducir a la mitad del pasado año.

Son estimaciones del presidente de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), Miguel Barrero, en la inauguración ayer de la feria Liber, este año en formato digital, en la que 200 empresas y entidades editoras mostrarán las novedades en diferentes géneros y temáticas con el fin de revitalizar las ventas del sector del libro en español.

Liber es una feria de negocio para las editoriales y representa cada año el 20 % de la facturación del mercado exterior de este sector, unos 100 millones de euros, pero este año, afirma el presidente la FGEE, con independencia del resultado económico, su importancia radica en «mantener las relaciones y contactos» y no dejar que el desánimo se apodere del mercado.

En el 2019, el sector editorial experimentó su sexto año consecutivo de crecimiento, mejoró sus cifras en un 2,4 % y llegó hasta los 2.420,64 millones de euros. Y el año anterior, las exportaciones supusieron 421,40 millones de euros. Las previsiones sobre cómo cerrará el año 2020 la industria editorial española, la primera del sector cultural, han mejorado en general respecto a lo que pensaron la pasada primavera. Así, en las primeras valoraciones situaron el descenso en un tercio y ahora el presidente de los editores cree que estarán más cerca de un 20 que de un 30 % de retroceso global. Eso sí, varía mucho dependiendo del tipo de libro. Así, en lo que se refiere a la ficción, libro infantil y juvenil y ensayo «más ligero», puede que las pérdidas estén entorno a un 10 o 12 por ciento, un «golpe importante» pero menor del previsto debido a varios factores. La mejora se debió al «reencuentro» que los ciudadanos tuvieron con la lectura durante el confinamiento. Y cuando reabrieron los comercios, los clientes tenían muchas ganas de volver, las librerías de barrio hicieron una labor muy importante, indica el presidente de la FGEE.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Los editores mejoran su previsión de pérdidas pese al descenso de exportaciones al 50 %